Los bajos niveles de construcción en la zona Sur

Según datos de lo acumulado entre los meses de enero y octubre de 2007 en cuanto al ranking de vivienda aprobado por barrio en la ciudad, el barrio de Caballito figura con más aprobaciones, con un total de casi 200.000 m2. Por primera vez en cuatro años, Puerto Madero no figura entre los primeros cinco, y ocupa el lugar nº 10. El barrio de Monserrat se ubica en el puesto 18 con unos 35.426 m2 aprobados y San Telmo en el nº 27 con 25.682m2.

Este mismo informe relata que según el nivel socioeconómico familiar, durante 2007, las zonas que han tenido gran demanda por parte de la clase media han sido los barrios de Núñez, Villa Urquiza y San Telmo. El metro cuadrado en estos barrios oscila entre los 1.400 y 1.500 dólares en Núñez, y los 1.200 y 1.300 dólares en San Telmo y Villa Urquiza. Ubicando al barrio sureño en iguales condiciones de acceso diferenciado, como cualquier otro barrio de la zona norte de la ciudad. Esta situación trae aparejada la expulsión sistemática de las familias que siempre han vivido, en este caso en San Telmo, por la imposibilidad de costear su vivienda.

En este sentido, el ejemplo claro es el que se refleja en el incremento oculto de los alquileres para el que los propietarios de inmuebles diseñaron novedosas modalidades de ajustes de los alquileres. Alerta Militante consultó sobre este tema a la inmobiliaria NETPROPIEDADES.

Las familias que buscan propiedades en alquiler se encuentran sometidas a situaciones de particular indignidad.  La ley de Emergencia pública, prohíbe la indexación de los contratos, por lo tanto los alquileres no pueden ajustarse por medio de ningún tipo de índice. Pero es legal el escalonamiento de los contratos. Antonio de NETPROP afirma que esta modalidad, “es la que mas se está usando, en donde el locatario comienza pagando una suma que aumenta cada seis meses”. Este artilugio esconde el alza en el precio a modo de partición del alquiler total en cuotas mensuales de diferente valor con un orden ascendente.

Los aumentos cada vez mas desmesurados empujan a familias a desmejorar la calidad de vida en propiedades más pequeñas, o bien mudarse a otros barrios de la capital en el mejor de los casos. 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *