JUICIO ORAL PARA EL CABO DE LA FEDERAL IMPLICADO EN LA MUERTE DEL JOVEN ARIEL DOMINGUEZ

Compartir!

La Tragedia ocurrió el 20 de julio pasado a las 16 hs en la intersección de Paseo Colón y Humberto Primo. Ariel Domínguez de 22 años, recibió un impacto de bala de un arma policial en momento que salía de su trabajo (una empresa subsidiaria de la AFIP) y se dirigía a la parada de la línea 33 que lo regresaría a su casa en Villa Dominico (Avellaneda).

 

El cabo primero Mendoza que se desempeña en la comisaría 44ª del barrio de Liniers, pero en ese momento realizaba un servicio de adicionales en el Registro Nacional de las Personas. Según la primera versión policial, el “efectivo vio varios patrulleros llegar al lugar donde él estaba y se le notificó que perseguían a una banda de delincuentes que arrebataban a personas en el lugar”.

 

El abogado de la familia Domínguez informó a los medios que la magistrada “entendió que el policía obró con una actitud negligente, que llevaba el arma con el seguro desactivado y que se le cayó de la cartuchera” y agregó que el accionar del cabo fue “imprudente”.

 

En la reconstrucción del hecho nueve días más tarde, en ninguna de las seis oportunidades en que reprodujo la situación se le cayó el arma, pero un peritaje posterior de la Gendarmería determinó que al caer la pistola puede dispararse sin gatillarla.

En base a ese estudio, el abogado patrocinante de la familia de Domínguez pidió que se investigue el estado original de la pistola para intentar demostrar la responsabilidad de los funcionarios políticos que compraron un arma deficiente, aunque no hay imputados al respecto.

 

Compartir!

Comentarios

Comentarios