MACRI RECORRIÓ LAS OBRAS DE LA ESCUELA INFANTIL HIPÓLITO VIEYTES

Compartir!

 

Foto gentileza http://www.flickr.com

El edificio escolar de Perú (782) y Av. Independencia que reinaugurá en mayo el Jefe de Gobierno de la Ciudad, estuvo y está signado por la desatención de los gobiernos de turno.

“Es una obra muy importante la que hemos realizado aquí. Ya estamos en la etapa final y el 15 de mayo se inaugurará la escuela, con lo cual seguimos cumpliendo con las promesas realizadas”, afirmó Macri en declaraciones a “la prensa” tras recorrer las instalaciones del colegio fundado en 1882.
 
Alerta Militante es un medio inscripto en el registro de medios vecinales del GCBA; aún así no es invitado en ninguna actividad en la que participa el Jefe de Gobierno. Por lo tanto una vez más no tuvimos la oportunidad de entrevistar y preguntar acerca de las obras en cuestión.  
En la gacetilla de prensa de la comuna que si enviaron a este medio con celeridad se afirma que “debido al avanzado deterioro que presentaba, el edificio donde funcionaba esta escuela infantil debió ser clausurado en 1987 y permaneció en estado de abandono durante más de 20 años hasta que la actual gestión puso en marcha en 2008 un amplio plan de obras para restaurarlo y refaccionarlo en su totalidad”.
 
El rimbombante “Plan de Emergencia Edilicia”,  y sus costosos spots publicitarios muchas veces no resisten comparación con la realidad de cada escuela. Del mismo modo, es mentira que la obra recién inaugurada se haya iniciado con la gestión macrista.
Repasemos un poco la historia para entender mejor el presente. En ese edificio funcionaba la Escuela Primaria, Nº 21 “Hipólito Vieytes”; la última dictadura militar, ante los problemas edilicios, en lugar de repararlos, directamente la cerró. Y no previeron conseguir otro edificio para ubicar a los chicos. Sencillamente el barrio tendría una escuela menos.
 
Pero la Directora Angela Tesorieri de esa escuela, de sobrenombre “Nenina” (hija del emblemático arquero de Boca, Américo Tesorieri), pateó puertas, trajinó despachos, molestó a uniformados, hasta que consiguió un pequeño inmueble ubicado a metros de la sede original, sobre la calle Perú al 946. Allí la Primaria pudo seguir funcionando.
 
Pero aquel edificio histórico siguió la suerte del olvido. Con techos derruidos, humedades en las paredes y pisos destrozados, fue cuna de ratas y basural de malos vecinos. Sobre la medianera se asentaron personas en situación de calle.
Recién durante el Gobierno de Aníbal Ibarra se realizó la licitación para recuperar la fachada, reconstruir su interior y ampliarlo hacia la Av. Independencia, para albergar la segunda escuela infantil (para una población de recién nacidos y hasta 5 años) que tendría el Distrito escolar nº 4º.
Durante la gestión de Jorge Telerman se avanzó en su construcción. Y si Macri hubiera tenido voluntad política, se habría podido inaugurar a comienzos del ciclo lectivo 2009. Pero no; hubo que esperar tres años más para que ahora, a tres meses de las elecciones de la Ciudad, la flamante escuela infantil abra sus puertas.
 
¿Debemos agradecer la apertura de la Escuela? ¿O reclamarle a las autoridades, las actuales y las anteriores, por la demora en la ejecución de la obra?El reclamo tiene fecha de concreción: es el Domingo 10 de Julio.

Compartir!

Comentarios

Comentarios