LA SEMANA DEL BOICOT CONTRA EL AUMENTO DE LOS TOMATES EN EL MERCADO DE SAN TELMO

Una verdulería del Barrio de San Telmo. Foto Alerta Militante
Una verdulería del Barrio de San Telmo. Foto Alerta Militante
Una verdulería del Barrio de San Telmo. Foto Alerta Militante
Miguel Angél Calvete y un representante de los supermercadistas Chinos, Ji Cong Zheng.
Foto Alerta Militante

Las afirmaciones de funcionarios del Gobierno Nacional en el sentido de que en nuestro país no hay inflación no se condicen con el precio del tomate que llegó a venderse en algunos comercios minoristas hasta 18 pesos por kilogramo. De esta manera asociaciones de consumidores y representantes de supermercadistas “chinos” convocan a un boicot que comenzaró este lunes 8 de octubre y se extenderá toda semana para que los consumidores no compren tomates.

Las entidades convocantes son: Defensa de Usuarios y Consumidores (DEUCO), el Centro de Educación al Consumidor (CEC), la Asociación de Defensa de Usuarios y Consumidores (ADDUC), la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) y Unión de Usuarios y FEDECAMARAS.

La original protesta comenzó a las 9,00, en la esquina de Carlos Calvo y Bolívar, en una de las entradas del tradicional Mercado de San Telmo. Los organizadores repartieron bolsas que contenían un tomate con un volante con la consigna: "No pague de más. Evite la especulación. Precio oficial $ 3,99". La cifra no es caprichosa sino que se refiere a los precios publicados por el INDEC en su último informe sobre la inflación de setiembre.

Por lo menos 570 supermercados chinos de la Ciudad de Buenos Aires y del conurbano bonaerense decidieron no ofertar más tomates al público hasta que el precio no baje.

Miguel Angel Calvete, titular de la Cámara de supermercados chinos, afirmó “que el aumento de los precios no sólo responde a cuestiones climáticas sino a maniobras especulativas especulativas”. Calvete defendió este tipo de iniciativas como una de las pocas armas que tienen los consumidores y los pequeños comerciantes. En Italia semanas atrás debido al incremento en los precios se celebró el día sin “pastas” con una 70% de adhesión.

Pocos fueron los vecinos que se acercaron a participar. Solo un pequeño grupo de señoras rezongonas con muchas ganas de obtener sus dos minutos de fama en la televisión. Un hombre se quejaba por lo que consideraba como un “circo”, y a viva voz exigía que los comerciantes exhiban los precios de las mercaderías en las góndolas. De hecho la verdulería ubicada a metros de la mesa con volantes de la protesta (ver fotos) no muestra en forma visible el valor de la mercadería.

 

El boicot continuará  esta semana en las esquinas de Juan B. Justo y Avenida San Martín, en Villa Crespo; Ciudad de la Paz y Triunvirato, en Belgrano; y San Juan y Boedo.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *