LA “GUERRILLA HUERTA” BOMBARDEÓ SAN TELMO

Compartir!

El predio "bombardeado" de Venezuela y Tacuarí.

“Regresamos en el día de hoy luego de un año para ver en que estado está. Tomamos una fotografía y realizamos un ataque fuerte e intenso con bombas de semillas. El año pasado el predio estaba totalmente descampado y hoy está poblado de quinuas, amarantos y zanahorias” agregó Judith.  

 El concepto Guerrilla Huerta se refiere al “aprovechamiento de todos los espacios abandonados, terrenos baldíos o canteros a los que les arrojamos Bombas de semillas (Técnica Japonesa basada en una mezcla de tierra, arcilla y semillas) aseguran.
 
“Articultores puede ser integrado por cualquier persona, no es una ONG. Nosotros regalamos continuamente bombas de semillas o vienen al taller las arman y se las llevan. Lo que hace cada uno con esas bombas es responsabilidad de la persona. No incentivamos actos de vandalismo” aclaran ante las dudas de este cronista acerca de la posibilidad de ser denunciados por entrometerse en propiedades privadas o públicas. En ese sentido afirman que en los casos “en el que sitio a atacar es privado nunca entramos, de hecho bombardeamos desde la vereda”
 
En Cochabamba 350 a metros del Club Deportivo “Parque Telmo”, Articultores plantó espinacas, lechugas, acelgas, y hasta de porotos. La iniciativa prevé enriquecer la tierra, para ello proponen estas huertas silvestres. “La idea es concientizar sobre el poder del ciudadano y el uso de los espacios que son públicos. Además lo que se cosecha no tiene dueño. En realidad es del que lo toma primero”.
La "munición" que los articultores utilizan en sus "bombardeos"
 
Para el miércoles 16 a las 15 hs articultores convoca a los vecinos del barrio a participar de un operativo de limpieza que intentará desmalezar el predio de de Venezuela y Tacuarí.
 
Los militantes “articultores” se reúnes dos veces por semana en su sede (Pueyrredón 19 3º Piso) para la confección de las bombas caseras que básicamente están hechas de de arcilla y semillas. Cuentan con apoyo de la Secretaría de Cultura de la Nación, el Centro Cultural de España en Buenos Aires (CCEBA) y Pro Huerta, el programa alimentario nacional de huertas que depende del Inta y que les provee las semillas. Judith Villmayor tomó como modelo la experiencia del Invernadero de lavapies” (barrio de Madrid) Se presentan en su sitio web como “un grupo de superhombres en mono verde que se hacen llamar jardineros, tienen poderes ultra corrientes, pero que no utilizan la mayoría de los mortales: mentes criticas, creativas y activas. Proponen “alterar la realidad mediante ideas y acciones que provocan la reflexión sobre todo lo que hacemos y opinamos, sin detenernos a pensar”.
 
 
 
 
 

 

Compartir!

Comentarios

Comentarios