“Si una ciudad esta hecha a escala de los niños, será una mejor ciudad para todos”

Compartir!

El 23 de marzo de 2002 un grupo de artistas plásticos realizó un mural en el paredón ubicado sobre la avenida San Juan esquina Defensa. La iniciativa de la Asamblea Popular “Plaza Dorrego” se concretó en los tiempos de pleno apogeo de este tipo de organizaciones, nacidas como producto de la crisis de representatividad de los partidos políticos con pico máximo hacia fines de diciembre de 2001. El mural en cuestión reflejaba una cinta de celuloide, con secuencias que ilustraban algunos de los vejámenes cometidos por la última dictadura en nuestro país. El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires reanudó las obras del Museo de Arte Moderno (San Juan 350) y por ese motivo  derrumbó el mural en cuestión.

Octavio Ciaravino de la APD recuerda que ese mural fue realizado teniendo en cuenta la “memoria de la historia argentina reciente”, pero se acordó que volverá realizarse en algún espacio destinado por la comuna porteña dentro del museo. De las diferentes formas de manifestarse la APD decidió una vez más optar por expresarse en un paredón del barrio. Jorgelina Di Dorio entiende que esta manera de manifestarse “tiene que ver con la recuperación del espacio público ante una gestión de gobierno como la actual que pone rejas a las plazas”.
 
 
En el mes de noviembre de 2010 en la misma plaza el Centro Murga Caprichosos de San Telmo convocó un encuentro de murgas. El gobierno de la ciudad de, Buenos Aires le denegó la utilización de la plaza. En ese sentido los asambleístas aseguran que realizaron el pedido de autorización: “Sabemos lo de la murga, que hay vecinos que denuncian, creemos que hay mucha intolerancia que no pueden tener un reflejo institucional. El gobierno de la ciudad no se puede hacer eco de expresiones intolerantes. La Plaza es de todos”.
 
Susana Mitre integrante de la APD señala que cuando hicimos el otro mural en el 2001 el mural duró ocho años sin que nadie lo destruyera. El barrio lo cuidó. De alguna manera somos interlocutores de muchos vecinos decir cosas, y la pared es el mejor modo de expresar esas necesidades, reclamos en este caso la problemática de la niñez”
 

Compartir!

Comentarios

Comentarios