POR HECHOS DE “VANDALISMO” SUSPENDEN LAS CLASES EN EL NORMAL 3

Los destrozos en el Normal 3. Foto: Crónica

 

Para constatar las infracciones que se ocasionaron dentro del establecimiento, un escribano público realizó un acta con los daños. Por otro lado, una cuadrilla del Ministerio de Educación trabajó en lugar para reacondicionarlo.
 
En el certificado que muestra las destrucciones, se detalla el vaciamiento de los 57 matafuegos, rotura de vidrios, puertas y picaportes. Además, en las aulas y las columnas internas de la escuela hay pintadas con aerosol. También se detectaron robos de computadoras, impresoras, radio grabadores y una filmadora, instrumentos musicales y material didáctico. Incluso habrían forzado el área que pertenece al jardín de infantes, donde rompieron puertas y armarios, y se robaron computadoras y el reproductor de DVD.
 
Con respecto a las instalaciones del edificio, en el primer piso, donde funciona la preceptoría, el piso quedó totalmente cubierto de polvo de matafuegos, arruinado el órgano musical existente en el lugar. En el bar se encontró tirada y violentada la caja registradora, las heladeras vacías al igual que varios estantes y la falta del microondas, la panchera, la juguera y la cafetera. En planta baja, fue violentado el armario de legajos Comercial Nº 27 y también de Comercial 4, el que contenía documentación de los alumnos.
 
En la vicedirección de nivel medio, se rompió la puerta, y un armario. Por último, en el gabinete psicopedagógico falta una computadora con impresora incluida.
 
En algunos programas periodísticos se mencionó como autores de los hechos a la “hinchada de San Telmo”, haciendo referencia a las pintadas que se encontraron dentro del lugar. Alerta Militante dialogó con referentes de la hinchada y éstos desmintieron rotundamente vínculo alguno con lo sucedido en el Normal 3. Además sostienen que “hubo un intento de diálogo con periodistas que cubrían los hechos en el lugar para objetar cualquier relación” pero que éstos últimos no quisieron sacarlos al aire y mucho menos escucharlos. Al cierre de esta edición intentaban comunicarse con las autoridades del colegio para ponerse a disposición y colaborar con los arreglos del edificio. La confusión probablemente este relacionada no solo con cercanía con la sede del CAST, sino porque muchos de los chicos que participaron de la toma usaban remeras del Club.
 
El viernes 10 de septiembre Alerta Militante entrevistó a Adrián Dávila, uno de los voceros de la toma del “Normal 3” (ver: “En el año 2008 sufrimos un incendio…) En esa oportunidad le consultamos al referente estudiantil acerca de la relación con las autoridades del colegio. “Tenemos muy buena relación. Hablamos con Silvia Ledo (Rectora) antes de la toma. Le explicamos las cosas como eran y le dijimos que íbamos a hacer todo lo posible para que salga todo bien” afirmó Dávila. Evidentemente a los responsables de la toma la situación los desbordó.
 
En la madrugada del sábado 18 de septiembre desconocidos entraron al colegio y realizaron los destrozos y hurtos mas arriba mencionados. En diálogo con AM docentes y padres aseguran que la Rectora no tiene dudas de la necesaria participación de los estudiantes a cargo de la toma en el ingreso personas ajenas a la institución. Alerta Militante intentó comunicarse con Ledo pero la docente prefiere no hablar con los medios por el momento, y abocarse plenamente a la reconstrucción del edificio.
 
Adrián Dávila se defiende y niega participación alguna en los hechos vandálicos. Por el contrario el joven aseguró a este medio que quienes forzaron el candado lo amenazaron de muerte si no se retiraba inmediatamente. De hecho Dávila horas más tarde le informó a un policía en la esquina de la Avenida San Juan y Defensa. Aproximadamente a las 4:30 am un patrullero se dirigió entonces a la puerta del Normal 3.
 
El domingo 19 y el lunes 20 los estudiantes se autoconvocaron en una jornada de limpieza del edificio. También participaron del “Comité de diálogo” (Comunidad educativa: Docentes, Padres y cuatro representantes de los estudiantes) Según Davila los alumnos fueron “maltratados” y “acusados” por los destrozos y decidieron retirarse antes que finalice dicha reunión.
  
 
Como sea confirmaron a este medio que la toma fue levantada el viernes pasado entregándole las llaves al rector del turno tarde. Por último este miércoles 29 de septiembre realizarán un corte de calle en la esquina de la Av. San Juan y Bolívar para explicar a los vecinos que no solo no tuvieron nada que ver con los hechos de los que se los acusa, sino que insistirán en los reclamos al gobierno porteño por las malas condiciones edilicias.
                                                                                            
 

 

 

 

Comentarios

Comentarios