“CUANDO VOLVIMOS A LA ARGENTINA, NOS DIJERON QUE LA POLICÍA SUDAFRICANA BUSCABA A DOS HINCHAS DE SAN TELMO”

Compartir!

 ACLARACIÓN

El diario Olé del día de la fecha publicó en una nota titulada  “El viaje lo pagó un dirigente K” algunos pasajes de esta entrevista con claras intenciones de tergiversar y descontextualizar lo dicho, en función del conflicto del Grupo Clarín con el gobierno Nacional de turno. 
 
Desde la Dirección editorial de nuestro medio gráfico vecinal Alerta Militante expresamos nuestro repudio ante esta falta de códigos periodísticos teniendo en cuenta que lo publicado por el diario Olé no respeta las declaraciones del entrevistado.
 
Este medio iniciará las acciones correspondientes para exigir a la mencionada redacción las correcciones que sean necesarias.

 ¿Cómo se incorporó San Telmo a Hinchadas Unidas Argentinas?

Se fue corriendo la voz. Los equipos de primera, como Independiente, tuvieron la iniciativa y equipos amigos nuestros como “Laferrere”, nos avisaron que se estaba organizando la ONG. Empezamos a concurrir a las reuniones hasta que se terminó de redondear el proyecto.
 
¿Cómo solventaron los gastos del viaje al Mundial?
La plata la “pusimos” nosotros, con rifas, campeonatos de fútbol, etc. San Telmo se solventó solo, sin ayuda de nadie.
 
¿Existían cupos para viajar?
El cupo del ascenso era de tres personas por club. Si bien representando a San Telmo fuimos tres (Ramón, Damián y yo), por parte de Independiente fueron otros dos chicos que también son de San Telmo. En total éramos cinco.
 
¿Qué ingerencia tuvo la política dentro de HUA?
Todo lo que se consiguió, en gran parte, fue gracias a Marcelo Mallo, que es un dirigente K. Si bien nosotros juntamos nuestra plata, ese dinero era para los gastos que tuviéramos nosotros allá.
 
Y tuvieron que entrar por su cuenta…
Nos vendieron unas entradas para el primer partido a 200 dólares. Nos dijeron que las entradas no estaban pero para nosotros sí, nos quedó la duda. 
 
¿Cómo tomaron ustedes que varios hinchas fueran deportados ni bien llegaron a Sudáfrica, como “Pillín” Bracamonte o “Bebote” Álvarez?
Con esas deportaciones le cortaron la cabeza al monstruo porque el referente era Bebote. Así quedó Mallo, que organizó todo pero cuando vio las complicaciones que comenzaron a surgir se volvió rápido. No era lo que él esperaba, se estaba empezando a complicar con la policía y con el periodismo, que nos tiró a matar a todos los de HUA.
 
¿Cómo fue la convivencia entre las hinchadas en el colegio donde se albergaban?
Nosotros estuvimos en el colegio hasta el primer partido, después tomamos la decisión de irnos a otro lado. Cuando terminó el partido con Nigeria, volvimos en combi hasta el colegio y nos fuimos porque hubo un par de roces entre hinchadas de primera.
 
¿Esos roces surgían dentro del mismo colegio?                     
Sí, en el colegio y también hubo problemas en la cancha. Salíamos todos juntos pero los de primera, como Chacarita, Independiente, Vélez, tuvieron un par de roces y se pudo haber armado grande.
 
¿Y ustedes dónde se hospedaron?
Nos fuimos de Pretoria a Johannesburgo y conseguimos un hostel, aunque la noche anterior, después del primer partido, tuvimos que dormir en el aeropuerto. Después vimos el segundo partido y nos volvimos.
 
¿Por qué se volvieron?
Nos volvimos antes porque sentimos que era difícil quedarse, a las 7 de la tarde ya no podíamos salir porque era muy peligro y peligroso de verdad. Aparte, el domingo, cuando volvimos para ver como estaban los pibes en el colegio, nos enteramos que habían allanado el lugar y se habían llevado a varios muchachos. Nos contaron que la policía levantó gente al azar sin importar si tenían pasaporte o entrada para los partidos y los llevaban directamente a un penal.
 
¿Cómo sintieron que fueron tratados en Sudáfrica?
Nos maltrataron y nos persiguieron mucho, hasta nos sentimos discriminados porque el periodismo habló tanto de nosotros que para ellos (la policía), nosotros éramos hoolligans.
 
¿Tuvieron problemas con barras ente de Tigre?                           
Con la gente de Tigre no pasó nada. En las imágenes que mostraron se ve lo que pasó al final porque el verdadero problema fue con unos nigerianos. Pretendían que no pusiéramos nuestra bandera en la baranda y para sacarla, nos la quisieron romper y ahí se discutió porque nosotros tampoco íbamos a dejar que nos rompan la bandera. Si bien volaron un par de manos, no llegamos a pelearnos.
 
Y esas imágenes que se vieron donde la gente de Tigre se acercó…
Se acercaron porque estaban al lado nuestro, pero no pasó nada. Allá la policía no tiene vueltas, o te saca la bandera o te llevan, y como nos estaban marcando por todos lados, decidimos subir un piso más. No quisimos arriesgar a que nos saquen la bandera, que de por sí era de las más grandes de todas (10 x 4 metros).
 
Trascendidos publicados en medios nacionales aseguraban la existencia de un hincha de San Telmo deportado.
No, ninguno. La prensa nos incendió, ni bien llegamos a Sudáfrica ya nos tenían marcados. Cuando volvimos a Argentina, nos dijeron que la policía sudafricana buscaba a dos hinchas de San Telmo y que no podían entender como se habían escapado. Lo que pasó fue que al irnos de Pretoria a Johannesburgo no nos encontraron, aunque nunca supimos por qué nos buscaban. La sacamos barata.
 
¿Qué puntos positivos sacaron de su experiencia en el Mundial?
Que fuimos la primera delegación de hinchas de San Telmo que fue a un Mundial, que la bandera del Candombero estuvo presente y que fue vista en televisión. También pudimos intercambiar teléfonos con otros referentes del ascenso, lo cual es importante porque el objetivo es que en el ascenso vuelva el visitante. Si bien no creamos una amistad quedaron códigos, que sirven para ese objetivo en común que es la vuelta del visitante.
 
¿Y negativos?
El tema de las entradas, porque vimos que fue algo muy turbio. En el segundo partido nos dimos cuenta que las entradas se conseguían a 30 o 40 dólares cada una.
 
Ustedes cuando vieron que esas entradas no aparecían ¿le fueron a reclamar a alguien?, a Marcelo Mallo por ejemplo.
En ese momento no estaba, ya se había “borrado”. Lo que pasó fue que en el primer partido todos querían estar y se enteraban recién en la entrada a la cancha que no había entradas. Tuvimos que cerrar los ojos y poner los 200 dólares, no solamente nosotros sino todas las hinchadas.
 
¿Los de primera también pagaron  200 dólares?
También. Pero para el segundo partido muchos se avivaron y la mayoría las consiguió a 40 o 50 dólares.
 
¿Pensás que pueden ser parte de una futura HUA en el Mundial de Brasil?
Hablando con otros referentes de los clubes del ascenso, coincidimos que habría que organizar una ONG pero de cada categoría del ascenso. De nuestra parte, trataremos de estar presentes en Brasil pero con una mayor cantidad de gente. Ni bien termine este Mundial comenzaremos a juntar plata y hacer lo necesario para que no nos vuelva a pasar lo mismo que en Sudáfrica.
 
¿Se cumplió el objetivo de HUA en el Mundial?
La idea era que viaje la primera línea de todas las hinchadas y tratar de convivir en buenos términos y al fin y al cabo se cumplió, salvando esos roces que te decía. Hubo un pacto para ir a alentar a la selección sin generar incidentes y todos aquellos problemas que pudo haber con otras hinchadas se quedaban en Argentina.
 
*Redacción Revista Alerta Militante
 
 
 
 Mallo reivindica a HUA  
 
El dirigente kirchnerista y presidente de la ONG Hinchadas Unidas Argentinas, Marcelo Mallo, reivindicó la organización que nuclea a barrabravas de clubes de Primera División y el Ascenso, y negó que la barrabrava de Independiente haya recibido aportes provenientes de los gremios que lideran Hugo Moyano o sus hijos Pablo y Facundo. Sostuvo que no se generaron ningún tipo de incidentes y que juntar a varias hinchadas que en algún momento se vivían peleando fue un hecho histórico. En declaraciones a DyN dijo que “cuando termine el Mundial seguiremos trabajando" y agregó: "Los muchachos que se quedaron allá son los que nos representan". Nuevamente en el país, según sus dichos para atender cuestiones laborales, Mallo enfatizó que "no existe" aporte económico ni del Gobierno ni de "ningún gremio" para la ONG y que “los muchachos de Independiente estén con (Pablo) Moyano es porque tienen una buena relación, porque es hincha de Independiente.
 
Fuente: lanación/www.visionfederal.com
 

 

Compartir!

Comentarios

Comentarios