FINALIZARON LAS OBRAS EN EL EMPALME DE LA AUTOPISTA 9 DE JULIO SUR Y LA AVENIDA SAN JUAN

Compartir!

El miércoles 7 de mayo de 2008  un camión que circulaba por la autopista 25 de mayo, se desabarrancó sobre la intersección de la avenida 9 de Julio y San Juan y desparramó 20.000 kilogramos de limones que llevaba en su acoplado.  Foto Telam

El sábado 28 de noviembre del año pasado operarios del gobierno porteño cerraron el enlace que une las Autopistas 9 de Julio Sur con la autopista 25 de Mayo (AU1), sentido Ezeiza (Ramal 3), para comenzar con la instalación de una malla de contención de cargas (160 metros de largo por 4,90 de alto) para vehículos de transporte pesado en el Ramal 6 del Distribuidor de 9 de Julio y San Juan.
 
El objetivo de la defensa es evitar que ante posibles incidencias de camiones mal estibados o en exceso de velocidad sobre el ramal, que implique vuelco de carga, la misma caiga en la Av. 9 de Julio.
 
Para mejorar su estética, toda la defensa cuenta con luces de colores que otorgan a la estructura un colorido particular, mediante tecnología LED, que requiere un consumo considerablemente bajo.
 
En mayo del año pasado el mencionado sector se cerró como consecuencia de una seguidilla de accidentes. En menos de 15 días desde la autopista cayó la carga de por lo menos dos camiones sobre el cruce de las avenidas San Juan y 9 de Julio. El primer accidente sucedió el miércoles 7 de mayo cuando un camión que circulaba por la autopista 25 de mayo, en dirección a la Provincia de Buenos Aires, se desbarrancó sobre la intersección de la avenida 9 de Julio y San Juan, y desparramando 20.000 kilogramos de limones que llevaba en su acoplado.Dos peatones se salvaron de milagro. Pero el lunes 12 y  martes 20 de mayo la sorpresa fue mayor ya que esta vez cayeron toneladas de rollos de aluminio.
 
 
El cruce de 9 de Julio y San Juan es considerado uno de los más peligrosos de la ciudad.
 
El Gobierno de la Ciudad debió clausurar totalmente el tránsito sobre el rulo y semanas después, el tramo se reabrió pero sólo para los autos y quedó cerrado hasta ahora para el tránsito pesado. La Dirección de Tránsito porteño encargó diferentes estudios que confirmen la posibilidad de la circulación de tránsito pesado en condiciones óptimas de seguridad. Dichos proyectos estuvieron a cargo del Departamento de Transporte de la Facultad de Ingeniería de la UBA y al Instituto de Seguridad y Educación Vial (ISEV).

En ese sentido para las autoridades de la ciudad los estudios revelaron que el tramo no tenía defectos estructurales y que los tres accidentes que se produjeron se debieron a que “la carga estaba mal estibada”.

 
Por otra parte desde este lunes se permitirá en la cuadra de la calle Solís que corre bajo la 25 de Mayo, entre San Juan y Cochabamba. Dicha arteria estuvo cortada al tránsito para permitir que los camiones que venían por la 25 de Mayo en dirección al Oeste, y no podían tomar el rulo para empalmar la 9 de Julio Sur, pudieran allí bajar la autopista, hacer una “U” y retomarla en sentido contrario.
 

 

Compartir!

Comentarios

Comentarios