UNA NUEVA DERROTA Y CRECEN LOS INTERROGANTES POR EL FUTURO DE SAN TELMO

Compartir!

El descontento de los hinchas con la nueva derrota

 

Desde el comienzo del partido parecía que sería ser otro partido de los que acostumbra jugar San Telmo de local, el típico que no es ni una máquina ni tampoco un flancito, pero el mismo de siempre que no juega a nada. Es un equipo que continúa buscando su identidad y que con muchas ganas a veces reemplaza la falta de fútbol pero que el sábado se fue por primera vez, y decididamente, a la banquina.

 

Mostró rendimientos individuales para preocuparse y otros que ya parecen moneda corriente, con altos (Demaldé) y muy bajos (Sever, Cecco), cada vez que se ponen la azul y celeste. Sin embargo, la euforia del público que alienta y no se “banca” que se juegue mal, no puede tapar la realidad: un equipo que quiere salir, al menos, de la zona de promoción necesita jugar mejor.

San Telmo jugó a lo San Telmo, a lo que todos saben cuando se va a ver al Candombero, con un primer tiempo donde el dominio de la pelota estuvo de su lado pero y como siempre, la falta de ideas y juego para llegar al arco contrario se hicieron presentes, una vez mas, en la cancha de Atlanta. La defensa firme como de costumbre, un medio campo desordenado y un tridente ofensivo que hacía doler mucho a los ojos, así salió a jugar Telmo. Brown por su parte, planteo un partido muy avaro, tratando de mantener el arco en cero y de contra encontrar algún gol que le de los 3 puntos.

 

Nueva derrota del Camdombero,el pasado sábado ante Almirante Brown de Adrogué
 

Los primeros 45 minutos fueron un verdadero aburrimiento, sin jugadas de peligro en ninguno de los dos arcos y sin generar un juego vistoso en mita de cancha y muchos menos en los metros finales.

 

En el complemento, entró Caballero por Fuentes para intentar darle otro ritmo al ataque santelmista pero el equipo siguió siendo el mismo del primer tiempo. Extrañamente hubo individualidades que no rindieron: como el de Dizeo, que tuvo una mala tarde; o el de Sconaiechi, que no pudo implementar su juego por la banda derecha. Pero hubo otras individualidades que esta vez fueron espectadores de lujo: como el caso de Sever, que esta vez no tuvo ni esos cinco minutos de buen fútbol; o el caso de Fuentes, que no solamente no le llegó la pelota sino que tampoco hizo nada para que le llegue.

 

Se fracasó desde las expresiones individuales que redundaron en falencias colectivas. Pero Della Picca tampoco hizo nada para que eso cambio en el transcurso del segundo tiempo. Con el 0 a 1, gracias a una desafortunada jugada, el técnico no realizó cambios como para que el equipo se adelante unos metros mas en la cancha. Los cambios fueron de puesto por puesto y el sistema táctico quedó intacto.

 

Con la mínima diferencia en contra en el resultado, San Telmo intentó acercarse al arco contrario y en una jugada inexplicable, Marando desperdició lo que hubiera sido el empate Candombero. Posteriormente, en otra desinteligencia luego de un centro, Gambandé desvió un mano a mano que hubiera sido la segunda caída de su arco. La gente pidió ganas, fútbol, huevos, lo que sea para llegar al empate, pero ese tan ansiado empate se quedó en una ilusión cuando el árbitro pitó el final del partido.

 

San Telmo perdió un invicto de 17 partidos como local y se retiró de la cancha del Bohemio bajo silbidos y caras de preocupación.  

 
*redacción Alerta Militante

 

Post Views: 18
Compartir!

Comentarios

Comentarios