RECLAMAN LA INCORPORACIÓN DE LA CASA DE LINIERS COMO MUSEO DE LA CIUDAD

Compartir!

La casa del Virrey Liniers

La casa del penúltimo Virrey del Río de la Plata, Santiago de Liniers, fue construida a fines del siglo XVIII. Allí se firmó la capitulación del general William Carr Beresford tras la fallida primera Invasión Inglesa. Fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1942 y está protegida por el Código de Planeamiento Urbano.

 

En un duro comunicado “Basta de demoler” afirma que “la piqueta no puede ensañarse con la casa, pero hay otra forma de demoler: dejar todo como está, hasta que el paso del tiempo acabe por derribar lo poco que queda de nuestro pasado. Esta es una oportunidad única para la Ciudad de hacerse de esta valiosa pieza de su patrimonio”

 

La ciudad planeaba desembolsar los 2.5 millones de dólares que los dueños solicitan por la casa dentro del programa “Reconquista y Defensa de Buenos Aires”, por el que se están recuperando los edificios históricos con miras al Bicentenario de la República. Por falta de presupuesto la compra aún no se pudo concretar.

 

En ese sentido el propietario y director de la editorial, Tomás Estrada declaró semanas atrás en Radio Mitre que “salió en el Boletín oficial del año pasado que la municipalidad compraba. Pero todavía no sabemos si la van a comprar o no por problemas de finanzas. La idea que teníamos con Asuntos Históricos era usar la casa para que la gente la visite. Siempre fue usada por la editorial y siempre va a ser casa de cultura. Estamos interesadísimos en que la Municipalidad defina el tema, por el momento no la pueden comprar. El tema ha quedado stand by. Hay que rezar para que el amigo Macri se defina”

 

"Basta de demoler" es una iniciativa de un grupo de vecinos que luchan por la conservación del patrimonio arquitectónico de la Ciudad de Buenos Aires, que consideran en peligro de extinción. Desde hace años reclaman un marco legal eficiente para que “lo moderno conviva junto al legado único e insustituible del pasado”

 

Post Views: 4
Compartir!

Comentarios

Comentarios