SAN TELMO VOLVIÓ A LA VICTORIA

Compartir!

San Telmo gritó victoria ante Dep. Armenio. Foto AM

  El partido arrancó con ambos equipos cautelosos, con líneas de cuatro bien firmes en el fondo sin arriesgar en las salidas; con poco juego asociado pero intentando aprovechar los espacios. Aunque el fútbol se hizo desear durante casi todo el primer tiempo, las intenciones y esfuerzos de ambos equipos sobresalieron sobre las ideas dejando a los arqueros como meros espectadores del partido.

 Promediando la etapa inicial, en una jugada desafortunada, el arquero Juan Carlos Gambandé se lesionó y tuvo que dejar el arco en manos de su tocayo Juan Pablo Ferreyra. La primera jugada en contra tuvo que agradecerle al travesaño por evitar que la primera pelota que tocará fuera dentro del arco. Sin embargo, San Telmo no tuvo un juego vertiginoso para generar peligro, salvo una buena jugada por izquierda que terminó en centro, con cabezazo de Cecco que dio rebote del arquero y Fuentes definió arrojándose al piso, pero el línea tuvo la “delicadeza” de levantar la banderita anulando el gol.

 

Ninguno de los dos equipos cambió la forma de jugar en el resto del primer tiempo y el juego avaro terminó imponiéndose en la cancha de Atlanta. Igualmente, a pesar de las pocas (casi nulas) situaciones de gol, una mala salida de Armenio le permitió a Sever emprender una contra con olor a gol ya que eran tres contra dos, pero una mala decisión en el pase final dejó sin aliento a más de uno.

La pequeña fanática del Candombero festejó el triunfo. Foto AM

 

San Telmo terminó la primera parte 0 a 0 pero inspirando algo de confianza porque Caldiero y Ferreira estuvieron firmes en la última línea, un medio campo con predominio de orden, mientras que adelante se notaba el sacrificio pero con evidencias de falta de fútbol. Esa falta de fútbol se acrecienta cuando Sever no aparece o no anda bien con la pelota en sus pies.

 

El complemento parecía más de lo mismo, con pocas ideas y amagues que se diluían en los intentos. Hubo un poco más de participación de Scornaienchi y Ramos por el sector derecho y de Demaldé por la izquierda. Los centrales Caldiero y Ferreira seguían impasables en la cueva, mientras que los problemas continuaban en la falta de fútbol en los metros finales. Del lado de la visita fue aún peor, ya que si en la primera mitad habían hecho poco, la segunda mitad, se acercaron a nada.

 

El transcurso del partido demostró que San Telmo dependía de sí mismo para llevarse por primera vez los 3 puntos y Della Picca así lo entendió y gracias al ingreso de Dizeo por Bernuez, el Candombero ganó en juego y el fútbol que le estaba faltando. Jony le aportó un cambio de ritmo que hasta ese momento Sever no le había podido dar y a partir de su ingreso los huecos en la defensa armenia fueron apareciendo obligando al equipo de “Pachorra” a meterse atrás.

 

Jony, desde la banda izquierda, se la rebuscó para participar de todas las jugadas que llegaban al arco rival, bien acompañado por Marando que ya había entrado por Cecco. Y faltando un poco más de 10 minutos para el pitido final, un centro desde la derecha de Sever al segundo palo, cayó en la cabeza de Dizeo que con gran categoría estampó el tan esperado y merecido 1 a 0 para alegría del público santelmista.

 

El resto del partido se convirtió en fricción y fuerza, volviendo otra vez a intentar sin ideas pero esta vez pareció que el árbitro quiso darles una mano y adicionó 5 (¡increíbles!) minutos, donde el Candombero se encargo de devolver todo lo que le tiraban hasta el final del partido, dejando al arquero Ferreyra sin entrar, como casi toda la tarde, en contacto con la pelota.

 

Los primeros 3 puntos de San Telmo que valen como oro. Un resultado justo que deja al equipo motivado de cara al próximo encuentro con otro que pelea los puestos de abajo en la temida tabla del descenso: Flandria.

 

Compartir!

Comentarios

Comentarios