NOSOTROS QUEREMOS UN SAN TELMO PARA LOS TURISTAS PERO…TAMBIÉN PARA LOS VECINOS

Compartir!

 

Alerta Militante entrevistó a Gerardo Gomez Coronado, de todos los temas de interés barrial como la preservación ante el avance de los emprendimientos inmobiliarios vinculados al turismo, el estacionamiento medido, el transporte público en el Casco Histórico, y el aumento de los alquileres.

 

Se evidencia en esta nueva gestión a cargo de la Dra. Alicia Pierini la necesidad de implementar políticas comprometidas con la defensa del patrimonio histórico de la Ciudad de Buenos Aires.

El 12 de Febrero de este año se produjo la renovación de las autoridades de la Defensoría del Pueblo. En esa ocasión asumí como Defensor Adjunto y a la semana en reunión plenaria con la Defensora titular Alicia Pierini, con los otros adjuntos se confirmó la incorporación como área de incumbencia la “identidad Barrial”. Esto no es solamente la temática cultural, sino que comprende todo lo considerado como sitio de interés histórico-cultural. El debate sobre el “Bar Británico” por ejemplo se podría comprender por la discusión de su interés barrial. No ocurrieron en ese sitio importantes eventos culturales, y el edificio no puede ser catalogarlo con una línea arquitectónica muy singular; sin embargo ese lugar para los vecinos del barrio y de la ciudad de Buenos Aires se lo apropiaron en el buen sentido de la palabra, es por eso que amerita su conservación.

 

Gomez Coronado
Defensor Adjunto del Pueblo, Gerardo Gomez Coronado.

 

De todas formas los cambios en el Bar Británico son importantes. Ahora es visitado mayoritariamente por turistas y no por parroquianos.

Como Defensor adjunto del Pueblo visité al “Bar Británico” para verificar las remodelaciones que se habían realizado. Desde mi punto de vista las reformas que han hecho los nuevos dueños han sido positivas. Por ejemplo han reformado completamente los baños. Además de habitué del Bar, fui vecino muchos años de San Telmo (Carlos Calvo al 600), y a pesar del cariño personal, entiendo que los nuevos dueños necesitaban refaccionarlo para el turismo. Entiendo que han preservado la fisonomía original. Me parece que primero hubo un interregno en el momento en que asumen los nuevos dueños, donde intentaron hacer una cantidad de cambios, de hecho comenzaron a hacerlos que a los que eran habitué al Bar no les cayó bien para nada. Quisieron modernizar demasiado el bar. Creo que eso duró menos de un mes, un mes y medio y después como que dieron marcha atrás.

 

Con la crisis de 2001 y la devaluación de nuestra moneda surgen todo tipo de emprendimientos vinculados con el turismo. Esto impacta en barrios como el de San Telmo y Montserrat entre otras cosas por el incremento en el valor de los alquileres. Cientos de familias debieron emigrar casi compulsivamente o bien desmejorar su calidad de vida a viviendas más pequeñas.

No solo los vecinos de San Telmo tienen problemas con los alquileres a precio turístico. En los últimos meses ha comenzado a revertirse, sino también muchos vecinos de la zona de Palermo. Me parece muy buena la idea comenzar a analizar algún proyecto que tenga que ver con la compensación a estos vecinos. No es tan fácil porque también toda compensación suele tener algún costo fiscal en forma directa o indirecta, pero también es en esa instancia cuando comienza a tallar y confirmar cuales son las prioridades de la inversión pública de la gestión. Por ejemplo en la zona de Palermo Viejo lo que nosotros estábamos estudiando es que ellos tenían problemas con el turismo extranjero y con vecinos de otros barrios que todos los fines de semana van a pasear por la zona de Palermo. Esto no solo tiene impacto en los precios de los comercios sino que tampoco pueden estacionar. Entonces se comenzó a pensar en algún tipo de credencial para darle una prioridad al vecino. Tal vez esta idea se pueda trasladar a los vecinos de San Telmo.

 

Todas las mañanas miles de vehículos, la gran mayoría provenientes de la zona norte de la Provincia de Buenos Aires colapsan las calles del Casco histórico de la ciudad, y han transformado zonas de Puerto Madero en un verdadero barrio-parking. Sin embargo la decisión del estacionamiento limitado perjudica al vecino residencial.

Desde la Defensoría intervenimos cuando el gobierno de la ciudad autorizó la ampliación del radio de estacionamiento medido. Por un lado hay supuestamente una política oficial para limitar la cantidad de vehículos que ingresen al área del macrocentro, pero por otro lado amplían los lugares para parquímetro. O le evitamos la entrada o el problema es cobrarles. Para nosotros los barrios residenciales que actualmente no tienen parquímetros no habría que instalarlos. Las grúas dentro del casco histórico deberían limitarse a funcionar como era hace unos años hasta la calle Venezuela para el lado del microcentro. Nos parece un despropósito que haya ampliado el radio de acción de las grúas y del acarreo a la zona de la “Plaza Dorrego”. Se ha votado una ley hace unos meses en la legislatura de la creación de varios estacionamientos subterráneos. En ese sentido se contemplaron dos categorías. En primer lugar los estacionamiento disuasorios que son grandes playas de cercanas a los lugares de trasbordo de los pasajeros, y por otra parte las playas vecinales, donde los vecinos de las zonas van a tener la prioridad para la adquisición a precios económicos estas cocheras. Creo que San Telmo no ha sido tenido en cuenta en cuanto a estas playas vecinales. Lo tendría que corroborar, pero como San Telmo está muy cercano al área del macrocentro, la construcción de playas de estacionamiento subterráneos acarrearía que mas automóviles se acercaran al microcentro. De todas formas desde mi punto de vista como hay que reservar-preservar el carácter residencial de San Telmo ameritaría la construcción de playas vecinales.

 

Parquimetros en San Telmo 
Parquimetros en San Telmo

 

Los santelminos temblamos cuando vemos un cartel que dice “Alquilado” o “Vendido” sobre una propiedad histórica. En tiempos record se puede demoler e inaugurar hoteles o modernos restoranes.

Hasta hace unos años con ese empresario lo primero que uno tenía que hacer era convencerlo de que no tire abajo la propiedad para realizar un emprendimiento inmobiliario para ganar metros cuadrado a costa de un inmueble de valor histórico. Afortunadamente desde hace algunos años se ha empezado a revertir esta tendencia y el mercado inmobiliario, gastronómico, hotelero ha comenzado a revalorizar la singularidad que presentan barrios como San Telmo y sus edificios de valor histórico. Con lo cual si bien todavía quedan algunos retrógrados en general estamos viendo por lo general preservan el inmueble. Porque además eso es un valor agregado el hecho de que sea una casa histórica. Tenemos varios restoranes en la calle Carlos calvo, Humberto 1º. Inclusive hasta en su propaganda internacional que hacen a través de las agencias de turismo ponen que están dentro de un área de protección histórica.

 

Sin embargo se demolieron muchos edificios en la zona.

Hay zonas de San Telmo que están fuera de la APH 1 (ver Área de Protección Histórica) que solo llega hasta la calle Perú. No están comprendidos por ejemplo muchos edificios de gran valor patrimonial ubicados en el sector de la calle Perú para el lado de la avenida 9 de julio. Hay algunos catalogados en forma individual por lo tanto en principio lo que esta funcionado son las reglas del mercado. De hecho estamos teniendo varias intervenciones en edificios que están fuera de la APH. Por ejemplo tenemos es el caso de un edificio en la calle Estados Unidos al 731. Este sitio data del año 1893 y se encuentra fuera de la APH 1, pero mantiene las líneas y tiene la tipología de las construcciones propias de la Buenos Aires del Siglo XIX. Nos enteramos por la propia propietaria de nombre María Angélica Hadal. Una situación insólita, ya que estamos habituados hasta no hace mucho tiempo a que los propietarios permitían construir en la altura o más metros cubiertos para maximizar el dinero en el valor de su propiedad. Esta señora se presentó ante la defensoría del Pueblo a plantear que quería preservar su casa y para interiorizarse de los mecanismos que existen para ayudarla. Lo primero que hicimos fue elaborar un proyecto de ley con un procedimiento de doble lectura, utilizando el recurso de iniciativa legislativa que tiene la Defensoría del Pueblo para catalogarlo.

 

¿Recibieron alguna denuncia a funcionarios del gobierno de la ciudad por la habilitación de obras en lugares o no contemplados por la normativa vigente?

Asumí hace cuatro meses y en ese tiempo no recibí denuncias de ese tipo de connivencias. Estoy en conocimiento que en la Defensoría existen actuaciones de años anteriores en ese sentido. Si he recibido otro tipo de denuncias de falta de accionar de fiscalización del estado en el control de obras que se hacen en forma clandestina. La falta de cartel de obra, donde los trabajadores a veces no están debidamente registrados que incumplían con las condiciones de seguridad e higiene por ejemplo.

 

Adoquines en San Telmo

 

Si bien no son multitudinarias las quejas de los vecinos acerca de estas cuestiones ¿Cómo recibieron en general los vecinos y organizaciones mas comprometidas con la ampliación de la adjuntía con el área de “planeamiento, identidad barrial y preservación arquitectónica”?

Un 50% de los vecinos se acercan por cuestiones directamente vinculadas a la problemática de protección patrimonial para resguardar la identidad barrial. Se han acercado más que nada a través de asociaciones, por mencionar algunas “Proteger Barracas”,Proteger Villa del Parque”, “Basta de demoler”. En la mayoría de los casos son denuncias de sitios en donde estas asociaciones presumen que se está por demoler, contrario indica la ley o porque entienden que las normativas vigentes atentan contra la identidad del barrio. En ese sentido tenemos varios proyectos de ley en carpeta. Vamos a efectuar un uso intensivo de la iniciativa legislativa que tiene la defensoría ya sea para catalogar el inmueble o para realizar todos los cambios de zonificación que a nuestro entender ayuden a mejorar la calidad de vida para preservar la identidad barrial. Es oportuno mencionar que la reciente ley 2548 marca una antes y después en la preservación del patrimonio en la ciudad. Esta norma indica que toda construcción que se hay construido antes de 1941, antes de ser demolida tiene que tener un dictamen un consejo asesor de asuntos patrimoniales. El Consejo funciona en la secretaría de Planeamiento de la Ciudad de Buenos Aires en Carlos Pellegrini. No está funcionado como debería funcionar pero está funcionado. Nosotros tenemos varias actuaciones por el funcionamiento del Consejo pero ha sido un gran avance.

 

El Gobierno porteño tardó más de ocho meses para realizar una obra sobre la calle Defensa a partir de la Avenida Independencia. Vecinos obligados a vivir en condiciones de precariedad, comerciantes fundidos. Una interminable desidia.

En San Telmo hemos podido canalizar adecuadamente los reclamos de los vecinos de la calle Defensa. Efectivamente las obras que estaba realizando el Gobierno de la Ciudad los perjudicaba en forma particular a ellos pero además estaba atentando contra la identidad del barrio. Y los que es peor el turismo no se dirige a San Telmo a disfrutar el mismo tipo de solada, calzada que puede ver en cualquier otro barrio. Insisto el turista pretende ver la singularidad de San Telmo. Los adoquines por mas que a veces sean un poco desprolijos, por mas que al automóvil que circula por esas calles le tiemble mas que yendo por la avenida Independencia es parte de singularidad de esa calle. Lo han entendido a fuerza de resoluciones que hemos emitido por la movilización vecinal.

 

Hasta ahora hablamos con Gómez Coronado como defensor adjunto, charlemos como vecino. Dos o tres propuestas que se te ocurran para mejorar el barrio.

Primero respetar la normativa vigente: La constitución y las leyes emitidas por la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires justamente son nuevas por la autonomía, bastante reciente, pero a la vez moderna y de avanzada. Lamentablemente muchas veces no se cumplen. En segundo lugar San Telmo contiene algunas problemáticas que son comunes en la ciudad. Uno es el problema del transporte. No hemos podido resolver en forma definitiva el problema del tránsito pesado que atraviesa la ciudad de Buenos Aires. En San Telmo lo afecta en la zona del bajo, sobre la avenida Huergo y en las subidas a la autopista pero además los vecinos diariamente pueden ver que circulan por la avenida independencia, y avenida San Juan e inclusive en días de embotellamiento metiéndose en las calles internas. Estamos intentando con otro defensor adjunto que es Atilio Alimena y con algunos diputados de la ciudad la reforma a la ley 216 que es la de Transito pesado. El objetivo es logar una solución más de fondo como podría ser la de la famosa y postergada autopista ribereña que permita canalizar el tránsito pesado tantos de camiones como ómnibus de transporte. Otro aspecto es que si bien San Telmo se encuentra a solo 10 cuadras de Plaza de Mayo no cuenta con ninguna línea de subterráneo. Hace un año el poder ejecutivo le envió a legislatura un proyecto de ampliación de la red de subterráneos hoy públicamente suspendido con cuatro nuevas líneas, pero no contemplan pasar por San Telmo. Si queremos avanzar un plan de prioridad peatón, tratando de sacar primero los camiones de las calles después los colectivos, obviamente hay que ofrecer algún tipo de transporte.

 

Mencionaste un tema que divide opiniones. ¿El transporte público debe circular por las calles interiores o solo por avenidas?

Creo que sería un desatino sacar todas las líneas de colectivos de las calles internas del barrio sin ofrecer algún medio de transporte público masivo como sustituto. Está quienes proponen un tranvía, podría llegar a ser, no lo descarto pero yo iría mas a lo clásico que es seguro y de comprobada eficiencia que es el subterráneo. Existe un master plan de la ciudad de Buenos Aires en el año 1958 que se presentó a principios de la década del 70, que preveía una línea de subterráneos que llegaría hasta la Boca por la avenida Paseo Colón. Esta línea atravesaría en Diagonal todo el centro. Nosotros queremos un San Telmo para los turistas pero también para los vecinos.

 

Entre otras responsabilidades estas cargo de las áreas de incumbencia sobre niñez y adolescencia.
Nosotros debutamos nada más ni nada menos que con el “Hogar San José” que pertenece a la “Fundación Felices Los Niños” Al mes que asumí…la verdad es que fue un tema bastante escabroso, doloroso y no es de fácil solución. Desde esta defensoría –vos antes me preguntabas como es la relación con el ejecutivo- en estos casos si bien nosotros siempre queremos resolver el conflicto, la prioridad siempre son los chicos. En función de eso hemos tenido múltiples reuniones formales e informales con diversos actores del gobierno de la ciudad, de la justicia, obviamente del Consejo del Menor de la ciudad y también con el Arzobispado. Me animaría a decir que si el arzobispado tomó la actitud que tomó y al hacerse cargo de la problemática mucho ha tenido que ver la defensoría del pueblo. Actualmente continúa el problema judicial tanto como el problema de fondo pero por lo menos hemos logrado que todos los chicos que estaban internados en ese hogar actualmente residan en otros hogares pero en buenas condiciones.

 

En los barrios de San Telmo, Montserrat y Constitución superviven cientos de familias hacinadas en “hoteles-pensiones” o en viviendas precarias.

El problema de la falta de viviendas y las condiciones en las que se vive en los entre comillas hoteles y pensiones. Yo diría que el 30% de las denuncias en esta defensoría tiene que ver con esa problemática. Que son problemáticas de viviendas o sociales vinculadas a las malas condiciones o de precariedad en las mismas. Que dicho sea de paso se han agravado por estos días. El Gobierno de la Ciudad ha resuelto recientemente de la peor manera un conflicto de este tipo al dejar 352 personas que estaban en hoteles en la calle. Nosotros reconocemos que no es fácil la situación y no siempre los reclamantes tienen la razón. A veces el ejecutivo nos dice que muchas familias han hecho de los subsidios un medio de vida. Lo que no se puede de ninguna manera afirmar es que sean las mayorías de las familias. No puede ser que por algunas situaciones particulares que efectivamente ocurren se tomen políticas públicas que directamente dejen en la calle 352 familias. Entre los cuales hay muchos menores que no tiene nada que ver con lo que hacen los mayores que lo tiene a cargo. El primer deber del estado de la ciudad es ocuparse de estas familias y después ver si es que hay que castigar a alguien o se ven cada en particular. Exactamente al revés de lo que se hizo.

 
* Director Alerta Militante
 
ÁREAS DE PROTECCIÓN HISTÓRICA: Las Áreas de Protección Histórica son zonas de la Ciudad con valor patrimonial que poseen gran calidad urbana y arquitectónica. Se caracterizan por tener rasgos de diverso orden, entre otros, históricos,  simbólicos y  ambientales. La preservación del patrimonio es también un recurso económico y cultural que cumple un rol importante en la puesta en valor del espacio público. En 1979, en el ámbito del Consejo de Planificación Urbana, se crea la Comisión Técnica para la preservación de Zonas Históricas. La zona propuesta comprendía la Avda. de Mayo y parte de San Telmo y tendía a la recuperación del sector más representativo histórico–cultural–arquitectónico de la Ciudad. En 1992, se reformula y reconoce la importancia de diferenciar los Distritos de valor patrimonial de otro tipo de encuadramientos urbanísticos, gestándose los Distritos APH (Area de Protección Histórica). Estos abarcan los ámbitos que por  sus valores históricos, arquitectónicos, simbólicos y ambientales poseen un alto significado patrimonial. En 2000,  por Ley Nº 449, se aprobaron 46 nuevos polígonos como APH, además de los vigentes. Los límites de la APH 1: Av. Eduardo Madero y su continuación Av. Ingeniero Huergo, la Av. Brasil, la Av. Almirante Brown, la Av. Martín García, la calle Irala, la calle Pi y Margall, la Av. Martín García, la Av. Montes de Oca, la calle Dr. Enrique Finochietto, la calle Paracas, la calle Lima, la Av. Independencia, la calle Combate de los Pozos, la calle Riobamba y la calle Tte. Gral. Perón”.
 
Fuente. Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

Post Views: 13
Compartir!

Comentarios

Comentarios