EL GRUPO SCOUT DE SAN TELMO

Compartir!

Mas de un siglo pasó desde aquella reunión liminal y el “escultismo” continúa convocando a niños y jóvenes para desarrollar una actividad educativa cuyos objetivos están expresados en las leyes Guía y Scout, síntesis del espíritu y el compromiso de ser leales, dignos de confianza, respetuosos y solidarios”. En la década del 20´ se comienza a generar en Parroquias y Colegios Católicos, con el auspicio de las autoridades eclesiásticas nacionales, una nueva vertiente del movimiento “los grupos scouts católicos”. Alerta Militante entrevistó a Alejandra una de las colaboradoras del Grupo Scout de San Telmo con sede en la Parroquia “San Pedro Telmo Telmo” (Humberto 1º 330)

 

¿Como te interrelacionaste por primera vez con el scoutismo?

 Creo que estaba preparándome para la primera comunión y a la salida de misa un domingo mi mamá nos mostró a mi hermano y a mí un cartel donde nos invitaban al grupo. Cuando nos preguntó si queríamos ir le dijimos que no. Al tiempo mi vieja “enganchó” a una vecina que tenía un hijo de nuestra edad y nos llevaron con el verso de que la íbamos a pasar muy bien, a jugar etc. Cuestión que terminamos en la parroquia de nuevo y nos quedamos…y mi vieja tuvo razón. Esto sucedió en la parroquia Santa Amelia de Balvanera en el año 1990.

 

Al principio la motivación era el entretenimiento.

 En esa época solo iba a jugar con mis nuevos amigos, me gustaba cantar y que nos llevaran a conocer lugares nuevos. Hoy lo vivo como una aventura constante, una sensación de gratitud inmensa por los que están y por los que conocí durante este camino. Un estilo de vida. Esto de ver el mundo con otros ojos, estar pendientes de las necesidades del otro, ser útil en lo que pueda, querer aprender siempre algo nuevo, intentar cambiar esta realidad desde mi realidad. La vida es un servicio constante.


Grupo Scout de San Telmo con sede en la Parroquia de "San Pedro Telmo" Humberto I 330. FOTO AM

Para ayudar a los demás hay que tener fortaleza uno mismo

Yo diría que el escultismo reafirmó y potenció muchos de los valores que me enseñaron en mi casa. Seguridad y confianza en mi misma, perseverancia, alegría y tranquilidad cuando las cosas no salen, fortaleza espiritual para afrontar desafíos y dificultades, capacidad de entrega para con el otro, coherencia entre la palabra y la acción. Pero fundamentalmente me incentivó a buscar la paz y el amor en los demás.

¿Sentís alguna diferencia por ser mujer en la organización?

Hoy puedo decir que no, pero costó….

 

¿Cómo es la relación con los vecinos y otras organizaciones del barrio?

La relación dentro del barrio podría mejorar, estamos trabajando en eso, pero los tiempos en el voluntariado van por otros carriles, el esfuerzo es exponencial.

¿Que futuro esperas para tu grupo?

El futuro lo estamos construyendo hoy.

* Redacción Alerta Militante

Post Views: 322
Compartir!

Comentarios

Comentarios