"AHORA ES MUY FÁCIL HACER LAS COSAS CUANDO EL PERRO ESTÁ ATADO"

Compartir!

Lic. Gabriel Santagata y Dr. Julio Strassera
Lic Gabriel Santagata y el Dr. Julio Strassera. Foto Alerta Militante

¿Cómo se desarrolló su vida durante el desarrollo del Juicio a las Juntas? ¿Recibió amenazas durante el desarrollo del Juicio a las Juntas?
No..hubo alguna que otra amenaza. Pero yo siempre cuento una historia. Eran las 10:15 y no estaba, no había audiencia y había salido. Entonces le dijeron a la persona que llamaba: “Mire señor, usted ha llamado tarde. Nosotros recibimos amenazas de 9 a 10 de la mañana. Llame mañana que ubicará a la persona encargada de recibir las amenazas.

En estos años kirchneristas mucho se ha hablado mucho acerca de DDHH…
Es que se han apropiado de ese discurso. Pero fíjese que el señor Kirchner, en su discurso en la ESMA, dijo que la democracia está en deuda hace 20 años con los derechos humanos ignorando que hubo un juicio a las juntas. Pero yo siempre recuerdo que si hubiera sido por el partido de los Kirchner, no hubiera habido ninguna clase de juicio porque el señor Luder decía que era válida la ley de auto amnistía. 

 Más allá de esos discursos y dichos, la historia ya está escrita y de otra forma, de hecho la frase Nunca Más se resignifica partiendo de aquella base, de aquel momento en ese juicio en el que usted formó parte, ¿qué siente haber sido y ser parte de la historia de la justicia argentina?
Se pasa a la historia de varias maneras. Creo que yo he pasado a la historia bien, no creo que sea el caso de los Kirchner. Por eso le digo que me siento muy tranquilo y contento porque he sido muy recto y siempre me mantuve fiel a mis convicciones.

Existieron personalidades públicas relacionadas con los DDHH como el premio Nobel de la Paz que decidió no participar de la Comisión Nacional de Desaparecidos.
No lo discutí. Lo entiendo porque es un hombre honesto y no recuerdo cuáles fueron las razones por las cuales no quiso participar. Creo que había mucha gente que quería una comisión parlamentaria. Si así hubiese sido, todavía estaríamos investigando y no habría habido juicio. Porque el Congreso argentino se ha distinguido por ser vergonzoso, mucho más que la justicia que ha estado muy descalificada sobre todo en tiempos de Carlos Menem.

Más allá de la oposición del justicialismo con Luder a la cabeza, ¿tuvo presiones o críticas dentro de algún sector del radicalismo?
Jamás. Jamás porque, no se olvide, el partido tenía un líder que era el Doctor Raúl Alfonsín. Todos respondían a él. Un hombre injustamente agredido por este gobierno.

Mucho se ha escrito y debatido sobre las “leyes del perdón”…
Exactamente pues en ese momento peligraba la democracia porque el ejército tenía el máximo poder. Ahora es muy fácil hacer las cosas cuando el perro está atado. Enjuiciar y encarcelar a un hombre de 80, 85 años que no tiene poder es sumamente fácil. Y en algunos casos se ejerce la venganza, no la justicia.

¿Cuál sería la diferencia entre venganza y justicia?
Fíjese que hay casos en que piden o se condena a subordinados de Agosti por 30 años cuando a su jefe –Agosti- se lo condenó por 3 años. Actualmente se están manipulando los derechos humanos porque en el discurso de la presidenta inaugurando las sesiones ordinarias del Congreso (Domingo 1º de marzo), rozando la desvergüenza, se culpó a la justicia de demorar los juicios cuando no dicen la verdad: que el oficialismo hace meses que tiene un proyecto para acelerar los juicios presentado por Ricardo Gil Lavedra* y Augusto D´Alessio, que no se trató. Nosotros pudimos hacer un juicio monstruoso porque utilizamos procedimientos especiales. Las demoras se dan porque utilizan el código procesal y no sirve hacerlo en estas circunstancias, para investigar y juzgar esta clase de delitos. Este gobierno tuvo la oportunidad, y la tiene, con la mayoría en el Congreso, de tratar un proyecto de ley que aceleraba los juicios pero no le conviene al gobierno porque prefiere tener este tema danzando en el aire por todo el tiempo que sea.

 

¿Por qué comete el gobierno esta clase de errores?
No son errores. Hay que explotar los derechos humanos y hay que mantener todo esto en el tiempo para levantar esa bandera. Pero hay que ser consecuentes, porque si se levanta esa bandera se deben respetar los derechos humanos aquí y en Cuba donde no se recibe a los disidentes ni se ignora a Hilda Molina.

 ¿Alguna cuenta pendiente que haya quedado en relación con el Juicio a las Juntas? ¿Algo que no se pudo lograr?
No. Primero fue un juicio único en el mundo e histórico. Se habla de los juicios de los coroneles griegos cuando ellos fueron juzgados por un tribunal militar y condenados por traición a la patria, no por delitos comunes ni por un tribunal que tenía 100 años de existencia en el país aplicando el código penal que se podía aplicar a cualquiera, a mí o a ustedes. Por supuesto, pedí más, pedí varias perpetuas pero es el juego de la justicia, alguien pide y los jueces dan. Luego, la Corte Suprema convalidó la sentencia dictada por el tribunal. Una Corte impecable. En fin, fue único.

El juicio a las Juntas, llevado a cabo durante el gobierno de Raúl Alfonsín, supuso una decisión excepcional en la historia del tratamiento de la violencia de estado en América Latina y el mundo. Se constituyó en un hito político y simbólico pero además resultó un hecho sin precedentes en relación al tratamiento que las democracias darían, de allí en más, a las violaciones de los derechos humanos. El célebre “Nunca Más”, con el que cerró Strassera su alegato y la posterior edición del libro, que vendió más de medio millón de ejemplares, provocó, una explosión simbólica de esos términos que se resignificaría en cada manifestación y reclamo de la sociedad. Según el sociólogo Pierre Bourdieu, el poder de las palabras no deviene de las palabras mismas sino de las instituciones que las legitiman. En 1985, la justicia argentina legitimó esa frase y le dio la fuerza histórica que otros gobiernos le quisieron quitar.

* Redacción Alerta Militante

LA ACTUALIDAD DE LA JUSTICIA EN ARGENTINA

¿Cómo ve el país hoy?
Muy mal. Después de escuchar a la presidenta ayer en el Congreso, ¿qué se puede esperar? Cuando se manejan cifras falsas que las desmiente el gobernador de Catamarca y el de Santa Fe, cuando en un mensaje presidencial lo único que se hace es agredir y después, hipócritamente, se pide que todos los argentinos estemos juntos y en paz. Eso sí, primero siembran el encono. El kirchnerismo ha reeditado algo que creíamos superado: peronismo contra antiperonismo. Ahora es lo mismo pero entre los que tienen y los que no. Los oligarcas contra los negros. Esto es grave y lo creía superado.

¿Qué piensa de la Suprema Corte de Justicia actual?
Creo que es una enorme superación con respecto a la del ex presidente Menem. Es un tribunal independiente y prudente. No estoy de acuerdo con alguno de sus fallos pero es una cuestión de no estar de acuerdo y punto.

 ¿Qué fallos específicamente?
Y que solamente pueden cometer crímenes de lesa humanidad el estado y no los grupos terroristas. Estoy en absoluto en desacuerdo. Pero esto no descalifica a la Corte pues es lo mejor que tenemos en este momento.

Le pregunto su opinión de la justicia argentina pues mucho se habla de la misma, en los medios, en la calle, en encuestas y se la critica demasiado por ser lenta… ¿Qué piensa al respecto?
La justicia es lenta porque no tiene medios, tendría que haber más tribunas y más cárceles. Falta la infraestructura pero además hoy está gobernada la justicia por un consejo de la magistratura que está bajo la órbita del poder ejecutivo, obra de la presidenta Fernández de Kirchner cuando era senadora y acompañada con gente como Diana Conti y Carlos Kunkel, dispuestos a enjuiciar a los jueces por pensar distinto, por lo que opinan en sus sentencias. Es una vergüenza. Se nombran jueces especiales con miras a tratar determinados casos ni se respetan la jerarquía de los concursos. Se intimida a los jueces desde ese Consejo de la Magistratura que está al servicio del Poder Ejecutivo. ¡Hablan de institucionalidad! ¡No se como aguantan a Mondino!” (Defensor del Pueblo).

El ex presidente Néstor Kirchner ejerce y utiliza los bienes del Estado como si seguiría siendo presidente. El diputado Fernando Iglesias ha presentado una denuncia similar a la que usted presentó hace algunos años…
Exacto nosotros hicimos una denuncia a Cristina cuando era senadora por lo mismo. A mí me decían: “Tiene derecho, si es la primera dama!”. Pero la primera dama tiene un rol absolutamente protocolar pero pagarle la campaña electoral en el extranjero es delictuoso, pues malversa los caudales públicos”. (*)

¿Cómo se imagina a los Kirchner presos cuando no estén en el poder?
Quiero y deben terminar presos. Pero quisiera que la oposición lo diga ahora: Vean señores, en caso que nosotros lleguemos al poder, ustedes van a tener que responder ante la justicia e ir presos. Se debe decir antes, ahora para que vayan sabiendo lo que se van a temer cuando haya un gobierno realmente democrático.

¿Cómo es su vida actual?
Soy un jubilado y trabajo como abogado en forma particular. Trabajo poco pero bueno, es lo que me tengo.

 

(*) El constitucionalista radical y ex camarista Ricardo Gil Laavedra también criticó al líder del PJ: "Es una inmoralidad absoluta manejar dineros públicos como si fueran partidarios". Evalúa hacer su propia presentación judicial y sumarse a la acusación de "malversación" contra el Gobierno. Ya en 2007, en conjunto con el ex fiscal Julio Strassera, había denunciado los viajes proselitistas de Cristina Kirchner al exterior. Hoy esa causa está archivada, sin avances, en la Secretaría Electoral.

Post Views: 33
Compartir!

Comentarios

Comentarios