"Es positivo que el vecino de San Telmo discuta su Patrimonio Histórico"

Compartir!

El periodista Luis Gasulla entrevistando a Hernan LombardiLombardi ingresa al club, donde lo esperaban algunos vecinos que han concurrido espontáneamente y otro grupo de jóvenes que habían llegado para apoyar la gestión convocados por algún puntero peronista del barrio. El funcionario macrista sonríe ante mi requisitoria periodística, estrecha mi mano y, seductor y paciente, dialoga mano a mano en la calle rodeado de vecinos, los organizadores y su grupo de colaboradores. Luego, en el caluroso primer piso del club, declarará sin ruborizarse que “los vecinos de San Telmo están contentos porque sus propiedades se han revalorizado gracias al turismo” o que el boom inmobiliario del barrio céntrico no atenta, necesariamente, contra su identidad. El ingeniero repite la palabra “creo” constantemente. Da la cara y, realmente creo, que cree en el proyecto. Su trabajo y convencimiento lo atestiguan, aunque muchos de sus conceptos sean cuanto menos cuestionables ideológicamente, expresa su posición de la cultura y la historia en la ciudad, sin dobles discursos. Que un ministro de un gobierno incomunicado con los medios vecinales y pequeños –por decisión propia- decida charlar, ya es elogiable. Quizá aquí encontremos el próximo candidato del PRO en las elecciones del 2009.

Se aproxima el fin de año, ¿cuál sería su balance del 2008 al frente del ministerio de cultura de la ciudad de Buenos Aires?

La verdad que estamos muy satisfechos, me parece que hemos puesto en marcha un movimiento cultural muy fuerte en la ciudad. La ciudad, igualmente, tiene un piso en políticas públicas y, en cultura, particularmente, que se ha ido conservando a lo largo del tiempo y creo que nos manejamos de una forma prudente e inteligente en el traspaso, la continuidad y el cambio. Le hemos dado continuidad a programas que han venido desde hace años, cambiamos los que nos parecía conveniente cambiar y le dimos impulso a lo que creíamos. Básicamente creo que hay una gran movilización del espacio público y de ganar ese espacio a través de la cultura. Si pienso lo que fue la noche de los museos, los festivales de verano, el teatro independiente, los festivales de la primavera y, por ejemplo, este fin de semana, tenemos 12 plazas con obras de teatro y música; la Sinfónica de Berlín y otros proyectos, creo que estamos bien.

 ¿Y el 2009? ¿Cuáles son sus proyectos culturales?

Creemos que será un año difícil para el mundo y para la Argentina pero queremos acentuar dos ideas: 1) La cultura como forma de mejorar la calidad de vida y 2) La cultura y el arte como mecanismos de inclusión social.

Entre los vecinos de San Telmo existen fuertes preocupaciones por el tema del patrimonio histórico, como de su área dependen temas como el que le mencioné, sería interesante conocer su opinión al respecto.

Creo que el patrimonio es un hecho absolutamente central. Existen polémicas por el tema veredas y adoquines pero, por eso, creo que hay que discutir todo y participar en estas cuestiones. Es importante reflexionar sobre estos hechos y además se demuestra que San Telmo tiene vecinos comprometidos. Nuestro gobierno también busca el dialogo porque se preocupa por estos temas. Creo que el tema patrimonio es importante, tanto en lo tangible como lo intangible, por eso hicimos en la segunda semana de julio el festival “Mi Buenos Aires Querido” y vamos a seguir trabajando desde las calesitas hasta las pizzerías históricas. Obviamente pasando por el gran patrimonio cultural argentino que es el tango pero también creo que cuando se arma una polémica sobre patrimonio, eso es bueno para la ciudad.

A propósito de nuevas iniciativas, el observatorio de las ex industrias culturales, hoy denominadas por su gestión, industrias creativas, es un espacio que edita material estadístico y ensayos sobre la cultura de la ciudad. Este año 2008 no se ha editado material y es un faltante importante para organismos educativos y bibliotecas de la ciudad que lo demandan mensualmente, ¿por alguna razón no se produce este material?

No. No hay una razón en particular. Creo que debemos ajustar estos mecanismos pero, la verdad, es que estamos muy contentos por las ediciones que realiza el ministerio de cultura y debemos profundizar la idea que invertir en cultura es un beneficio para todos los habitantes. Así que cualquier inconveniente que haya en términos de que el proceso está poco ajustado, tenemos y debemos seguir trabajando. Este año se ha notado un proceso que incluye mucha gente embalada por el trabajo y que, para ellos, prácticamente no existen los fines de semana y eso no significa que no haya cosas que haya que subsanar y que haya que seguir subsanando.

¿Cómo observa la cobertura mediática del gobierno de Macri en los medios y su imagen en los mismos? ¿Son condescendientes?

Creo que había prejuicios, sobre todo en la parte cultural. En diciembre del año pasado se hablaba de que no iba a ver festivales de tango, que no iba a haber BAFICI y tantas otras cosas. Y hubo todo eso y mucho más. Yo estuve antes en la función pública, durante el gobierno de la Alianza, y gestioné esos mismos festivales y 10 años después lo volví a hacer. Un año después del comienzo de la gestión de Macri, creo que hemos logrado dar vuelta algunos de los prejuicios que había o que existían con algunos sectores y que no está mal que existieron pero creo que hoy se ha revertido completamente esa opinión.

Uno de los prejuicios mas comunes enuncia “cómo un tipo que proviene del radicalismo, que levanta algunas banderas progresistas, está metido en un gobierno conservador y de centro derecha como el de Macri”. ¿Qué te sedujo para  estar en un gobierno visto de esa forma?

No me siento que forme parte de un gobierno conservador o de centro derecha. Creo que, en los 25 años de democracia, debemos reflexionar que existen otras escisiones y otros ejes de ideas y formaciones políticas que, a lo mejor, y me sale la cabeza de ingeniero que llevo encima, eso es lo hay que hacer. Hacer y hacer. Comparto la tradición republicana del radicalismo y, en ese sentido, me siento así: radical. La tradición de respetar lo sagrado de las instituciones y la república.”

¿Será candidato a algo en el 2009?

(Se ríe y me mira fijo con cara inocente) Ni lo pienso. No hay tiempo de pensarlo.

Será candidato entonces.

(Estrecha mi mano y se va rumbo a la conferencia sobre cultura escoltado por su secretaria, un asesor y tres portentosos custodios personales).

 
* Redacción Alerta Militante

Post Views: 47
Compartir!

Comentarios

Comentarios