"Con este ritmo de ingreso, en marzo no habrá vacantes y el invierno del 2009 será duro, muy duro"

Compartir!

“siempre hay más sin techo que vacantes y siempre hay más alumnos que pupitres, pareciese que estamos siempre corriendo detrás del problema.” (Foto Am)
“siempre hay más sin techo que vacantes y siempre hay más alumnos que pupitres, pareciese que estamos siempre corriendo detrás del problema.” (Foto Am)

Bajamos y subimos por una escalera de caracol. Ingresamos en cada una de las salas y en todas priman los buenos modales y saludos cordiales al Lic. Marcelo Lorenzo. “Los peores vicios son las malas actitudes, los otros son fácilmente razonables” canta, hasta desgarrar su voz, Juan “Piti” Fernández de Las Pastillas del Abuelo. En Independencia y Paseo Colón, barrio de San Telmo, se encuentra el hogar “Félix Lora”, actualmente único hogar que aloja a personas en situación de calle. Con 44 años y una vasta experiencia en el tratamiento con personas en situación de calle, Lorenzo, explica el funcionamiento del hogar: “El Félix Lora depende del Ministerio de Desarrollo Social de la ciudad, está integrado por 27/28 personas y yo soy su coordinador desde el 2 de enero del 2006 cuando asumí durante el mandato de Jorge Telerman”.

Ficha técnica del “Hogar Félix Lora”

 

Dirección: Av. Paseo Colón 811 Barrio: San Telmo Tel.: 4300-2386

Destinatarios: Población en general. Actividades: Alojamiento transitorio, alimentación, servicio de duchas, ropa limpia y otras prestaciones básicas.
– Abordaje y orientación de los casos en forma individual o familiar según corresponda, a cargo de equipos interdisciplinarios. Requisitos: Estar en situación de desamparo comprobado por el equipo profesional interviniente, que determinará la aceptación o rechazo de la solicitud de protección institucional y procederá a su orientación y/o derivación. – Aprobar el examen psicofísico realizado por profesionales de los establecimientos que certifiquen buen estado de salud y la no convalecencia de enfermedad alguna que imponga indicaciones de reposo absoluto, cuidados higiénicos y profilácticos específicos. – Presentar documento de identidad o constancia de trámite correspondiente. – Conocer y aceptar las pautas de convivencia de los Hogares.

Repartición responsable: Dirección General de Atención Inmediata
Dirección:
Av. Amancio Alcorta 1402- Edificio Olivera Piso 1 Tel.: 4304-0209/0337
Fax: 4304-0209/0337  

 

Fuente: www.buenosaires.gov.ar

“Coordine el programa de los Sin Techo en el hogar Rawson bajo el gobierno de Ibarra. Este es un establecimiento del estado y somos trabajadores del estado y siempre aclaramos que no trabajamos para ningún gobierno pero llevamos adelante las orientaciones que promociona la gestión de turno, siempre y cuando no sea contra los derechos humanos ni con medidas extremas. Hay gobiernos que ponen más el acento en subsidios, otros en la reinserción social. Actualmente no nos faltan insumos, se atienden nuestras requisitorias pero la demanda está en aumento”. La naturaleza del hombre es misteriosa, le pregunto a Lorenzo si le gusta su trabajo y cuánto gana en promedio un psicólogo del “Lora”. Para responder la primera pregunta rememora su experiencia: “Desde que me recibí trabajé, luego de aprobar un riguroso examen en el 91, en la casa del niño dentro de la villa. Después de cuatro años fui al Bajo Flores y luego al hospital Rawson, siempre enfocado en la problemática de los chicos carenciados (primeros 8 años). Luego trabajé con adultos, siempre en los sectores más marginales. Tuve un consultorio privado pero termine optando por esto, creo que por ideología e idiosincrasia –no se si llegué a mucho o no – pero mi equipo profesional siempre me dice que observa mucha coherencia entre lo que pienso y lo que hago”. El tema económico preocupa y cómo no debería hacerlo, si un profesional gana entre 1500 y 1800 pesos mensuales: “Hay profesionales que se están yendo a otras áreas del Estado o al sector privado, ahora estamos necesitando más profesionales”. Lorenzo agrega que “el equipo profesional del Lora es estatista pero mi preocupación es ver la debilidad del Estado para responder a situaciones que se han vuelto crónicas, porque si tenemos limitaciones para responder a una catástofre, es entendible. Pero siempre hay más “sin techo” que vacantes y siempre hay más alumnos que pupitres, pareciese que estamos siempre corriendo detrás del problema.”

Ahora pide vacantes gente de clase media y pensamos que la razón es por el reajuste de alquileres y pensiones” (Foto AM)
Ahora pide vacantes gente de clase media y pensamos que la razón es por el reajuste de alquileres y pensiones” (Foto AM)

Félix Lora donó el terreno donde fue construido este edificio a mediados de los años ´30 bajo el gobierno conservador de Juan P. Justo. Cuenta la leyenda que, un día, Félix Lora envío una cantidad de dinero para que se construyese un hogar para la gente que no tenía donde vivir. Era un urbanista italiano con muchísima plata y donó varias cosas como el pabellón de cirugía del Casa Cuna que, actualmente, ya no existe de la forma original. El hogar se inauguró en 1938, un año antes la municipalidad había comprado el lote. Siempre funcionó en la esquina de Paseo Colón e Independencia, y sigue en el mismo lugar porque, de alguna manera, el testamento de Lora así lo indicaba.

Este es un hogar solo de hombres, en un determinado momento también alojaba mujeres. Tuvo muchas etapas. En el último período, que va desde el ´87 que empezamos a tener estadísticas serias, el hogar se manejó, más o menos, con 80 vacantes. Cuando yo llegué, nos relata Lorenzo, tenía 80 y creamos una sala más llevando a 106 vacantes porque consideramos que el estado debe generar la mayor cantidad de plazas posibles. Hoy tenemos ocupadas 90 y pico, lo cual es un número llamativo porque, a esta altura del año y con estas temperaturas, hay alojados, por lo general, no más de 70, 75. En diciembre bajan los alojados por el calor, no hay tanta urgencia y porque hay una migración laboral hacia la costa, sobre todo desde los jóvenes, que retornan luego del carnaval. Ingresan hombres de 18 a 60 años. A partir de los 60 años se hace cargo la dirección de tercera edad. Las personas deben pedir la vacante para lograr la admisión. El servicio es de pernocte, cena y desayuno, almuerzo los sábados, domingos y feriados o cuando haya una convalecencia médica. Se ingresa a las 18 horas y se egresa a las 8 de la mañana, los horarios son modificables por estudio o trabajo”. Agrega que el Instituto cuenta con 7 salas en donde rotan los internos con el fin de mantener el orden y la convivencia. Luego se intentan agotar todas las posibilidades para que la persona recupere viejos vínculos, genere otros nuevos pero los resultados siempre dependen de las propias personas.

Los pacientes están conformados por ex adictos –los menos-, los psiquiátricos, algunos jóvenes y los mayores. Lorenzo aclara que el Félix Lora es un Hogar porque un establecimiento convencional se puede transformar en un aguantadero, un ghetto o en un sistema carcelario. “Acá la gente descansa, recupera las energías y después irá viendo los objetivos que la persona se planteó en la vida. Buscamos Procurar que la persona pueda adquirir un puesto laboral o los que no, conseguir una changa para que pueda estructurarse nuevamente como persona. Buscar capacitarse, eso generó que tuvimos un egreso del 200% que nos ponía en el lugar de egreso”.

Las normas son estrictas y yo soy el más estricto de todos”, declara tajante Lorenzo. “Acá no se puede ingresar con alcohol o drogas. No hay situaciones de violencia, existen algunas verbales. Se trabaja de forma profesional, realizamos asambleas informativas y si son deliberativas no participo de las mismas porque ellos se autorganizan como ellos quieran. Al ser tantos, en marzo creo que no habrá vacantes y este próximo invierno, será largo, muy largo. Vemos que aumenta la demanda y el marzo estaremos al tope y mantener la convivencia entre tantas personas es complicado, por eso debemos cumplir las normas”.

Las salas oscilan entre 15 y 20 camas. Tres en el primer piso y cuatro en el segundo. Hay una empresa privada de seguridad y deambulan los serenos de planta del gobierno de la ciudad por las noches. Pero Lorenzo realiza algunas aclaraciones con respecto a las normas y los mitos de que, cuando se cierran las puertas del hogar, a las 22 horas, nadie puede ingresar de ninguna manera: “Si la persona viene más tarde puede avisar por teléfono y está todo bien con el permiso correspondiente. Sin permiso y viniendo a hacer ruido a la puerta, no podrá ingresar.” El coordinador del Instituto explica la importancia del orden y los horarios en personas de las características de las que suelen alojarse en el Félix Lora: “Cuando se está en situación de calle, se cambian los hábitos, los horarios, se duerme la siesta más tarde y mucho más tiempo, se come a cualquier hora, tienen varios bolsos en donde alguno queda en la casa de un familiar y otro ya me olvidé donde. Es todo un caos, esa persona debe comenzar a reordenar horarios y lugares. Por ejemplo no se come en la sala, se come en el comedor que es enorme y hermoso. Somos partidarios de charlas culturales y talleres pero que se hagan fuera del hogar, en el Rojas o en el San Martín. Dentro, nada, porque sino hacemos una política asilar y represiva.”

Tal vez, la problemática de “los sin techo” históricamente fue tratada por la Iglesia pero con el Félix Lora, el Estado comenzó a hacerse a oír. En los 90´, América Latina trasuntó un proceso económico, social y cultural, mas conocido como neoliberalismo, mediante el cual miles de familias quedaron a la vera del camino del “progreso”. La explosión mundial de “los sin techo” es conocida como los homeless en los países del norte como Estados Unidos o “los abrigos” en países cálidos como Brasil. “Algunos los llaman nuevos pobres, nosotros preferimos llamarlos desclasados. Es un abanico muy grande, una heterogeneidad muy amplia. Lo que empezamos a observar es que nuevamente empiezan a pedir vacantes gente de sector medio-bajo, por lo general eran siempre gente que nunca trabajó o hizo changas. Ahora pide vacantes gente de clase media y pensamos que la razón es por el reajuste de alquileres y pensiones”, analiza y reflexiona Lorenzo.

A veces la puerta de salida del hogar se vuelve algo difuso, lejano y oscuro. Es el caso de un joven muchacho joven que había egresado equilibrado del Borda pero pronto abandonó la medicación y el tratamiento. Luego de intentar volver a retomarlo, el joven lo dejó definitivamente hasta llegar al Félix Lora en donde vivió mucho tiempo. Jamás salía a ver el sol, recuerda Lorenzo, daba vueltas y vueltas mirando por una ventana que daba al arbolado de Paseo Colón pero el sol era tenebroso y prohibido para él. Un día se animó a salir a dar una vuelta acompañado por Lorenzo pero en otra ocasión se violentó con una enfermera hasta que la policía asistió al lugar. “Se fue esposado, no pudo superar ese mini –Borda que había creado en su pequeño espacio dentro de la sala. Esa imagen aun perdura en mi recuerdo”.

Sin embargo, hay salida. Como la de otro joven que tuvo una adolescencia feliz y creció en el seno de una familia de artistas. Pero, en un viaje a Brasil, tuvo un accidente fatal su mujer y su hija. Se deprimió de tal forma que no se afeitaba ni se bañaba,  se distanció de su familia que era de buen pasar. Al tiempo empezó a tener una changa en el puesto de diarios frente al Hospital Rawson, y comenzó a hablar con la madre y hasta formó una pareja. Se fue feliz y jamás volvió. Recuerdo que en su peor momento ni las moscas se querían acercar a él pero lo superó.

El Hogar de Transito “Félix Lora” el 19 de noviembre cumplió 70 años de servicios a los que menos tienen.

* Redacción Alerta Militante



 
CANCIÓN CON SENTIDO
El fantasma de Tom Joad.*
 
Hombres caminando a lo largo de las huellas de las vías del ferrocarril.
Yendo a algún lugar sin regreso.
En la carretera circulan patrulleros sobre el puente
Sopa caliente en un campo debajo del puente
La línea de refugio que está a la vuelta de la esquina
Bienvenidos al nuevo orden mundial
Familias que duermen en sus coches en el Sudoeste
Ninguna casa, ningún trabajo, ninguna paz ningún resto
La carretera no está viva esta noche,
Pero nadie bromea a nadie sobre a dónde esto se dirige
Me siento aquí en la luz de la fogata del campamento 
Buscando al fantasma de Tom Joad
 
Él saca un libro de rezos de su Predicador del saco de dormir
Se enciende un extremo y toma una rastra
Esperando a que el último sea primero y el primero sea último
En una caja de cartón del paso subterráneo
Consiguió un billete de ida a la tierra prometida
Usted consiguió un agujero en su vientre y un arma en su mano
Durmiendo sobre una almohada de roca sólida
Bañándose en el acueducto de ciudad 
 
La carretera no está viva esta noche
Dónde esto se ha dirigido cada uno sabe
Me siento aquí en la luz de la fogata del campamento
Esperando sobre el fantasma de Tom Joad 

Ahora Tom dijo “Mamá, en cualquier parte donde haya un policía pegándole a un tipo, en cualquier parte que un recién nacido llore de hambre,

donde haya una pelea contra la sangre y odio en el aire; Búscame mamá yo estaré allí, donde haya alguien peleando por un lugar donde estar, o un trabajo decente o una mano para ayudar; donde sea que alguien luche para ser libre

Mira en sus ojos mamá, allí me verás”
 
Bien…la carretera no está viva esta noche
Pero nadie pelea a nadie acerca de dónde va esto
Yo estoy sentado aquí a la luz de la fogata del campamento
Con el fantasma del viejo Tom Joad

*Bruce Springsteen, inspirado sobre historias de vida de homeless de New York




 

Compartir!

Comentarios

Comentarios