PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO Y PARTICIPACIÓN CIUDADANA

Compartir!

San Telmo Hoy
San Telmo Hoy…

La arquitectura nos representa, nos refleja, es un valioso elemento de nuestra identidad como ciudad y un instrumento diferenciador en un mundo cada vez más uniforme y globalizado, que hace de Buenos Aires una ciudad única e irrepetible. Es al decir del arquitecto Fabio Grementieri, "una parte de la historia congelada en el tiempo", que da cuenta de la vida de la Ciudad y la evolución de las relaciones sociales, es el testimonio de nuestro pasado y es nuestra obligación que también puedan contar con él las generaciones futuras. Se trata, como de un bien cultural compartido y como parte de un medido ambiente común, hace a nuestra calidad de vida y puede ser disfrutado por todos los habitantes y visitantes. Sin embargo, es algo más. Es también un recurso cultural, y por lo tanto un recurso económico y social. La calidad y diversidad de la arquitectura hace a la calidad de la Ciudad, y esto es un elemento principal para el desarrollo de distintos aspectos de la economía.  La motivación principal del turista que llega a la Ciudad de Buenos Aires es la arquitectura, como lo demuestran estudios realizados por la comuna porteña o el reciente informe publicado en la revista Travel & Leisure,que la ubicó como el segundo destino preferido por los turistas. Asimismo, el patrimonio arquitectónico construido es un capital existente y de enorme valor, como lo expresaba la Carta Europea de Patrimonio Arquitectónico suscripta hace 32 años: "la preservación lejos de ser un lujo para la comunidad es una fuente de economía". Hoy en forma incomprensible el Poder Ejecutivo de la Ciudad intenta "modernizar" el Casco Histórico y transformarlo en un espacio homogéneo, que le hará perder su esencia y autenticidad, que es lo que promueve que miles de turistas lo visiten y lo que le da esa calidad y estilo de vida que sus habitantes quieren conservar. Eso además, está en contra de las leyes de protección del patrimonio y de la opinión de los ciudadanos, vecinos del barrio, que se han expresado en forma unánime y masiva en una Audiencia Pública, convocada por el propio Ministerio de Desarrollo Urbano. Estas intervenciones desatinadas no se reducen a San Telmo, en barrios como Barracas, Villa del Parque, Constitución, Floresta y Caballito, se suma a la destrucción de sus edificios valiosos, producto de la especulación inmobiliaria, la proliferación de proyectos oficiales con obras perjudiciales e innecesarias que intentan "Hacer Buenos Aires", cuando en realidad de lo que se trata es de preservar, arreglar y restaurar el maravilloso patrimonio arquitectónico y paisajístico de nuestra ciudad. 

Para trabajar y reclamar en este sentido, los vecinos de distintos barrios agrupados en asociaciones vecinales en defensa del patrimonio arquitectónico se reunirán el próximo 19 de noviembre a las 18 horas en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, Perú 160, Salón Intersecretarías, para hacer escuchar su voz. 

(*) Licenciado en relaciones internacionales, especializado en gestión cultural. Actualmente es Jefe de Asesores de la Diputada Teresa de Anchorena (Coalición Cívica).

Compartir!

Comentarios

Comentarios