30 AÑOS DE DESIDIA

Compartir!

El ex Patronato de la Infancia (Padelai) se encuentra ubicado dentro de los límites del “casco Histórico de la ciudad de Buenos Aires”. Emplazado sobre las calles Balcarce, Humberto 1° y la Avenida San Juan., el albergue para niños desvalidos fue construido en 1887 y comenzó a funcionar en 1903. El “Patro” funcionó en ese sitio durante 86 años hasta 1978, cuando sus autoridades acordaron con el entonces intendente de facto Osvaldo Cacciatore trasladar la sede al Parque Almirante Brown. El edificio fue abandonado, comenzando así una interminable crónica de disparates administrativos por parte de diferentes gestiones del ejecutivo porteño.  

Las ocupaciones del predio comenzaron en noviembre de 1984. Dos años más tarde la entonces municipalidad de Buenos Aires inició un juicio de desalojo contra las “108 familias usurpadoras”. En plena gestión de ex intendente Carlos Grosso, los ocupantes se organizaron y crearon en 1990 la Cooperativa de Vivienda, Crédito y Consumo, San Telmo (matrícula 12254) En ese entonces el Honorable Consejo Deliberante” votó una ordenanza, que devino en el reconocimiento y posterior convenio que reconoció a la cooperativa el 70% de la propiedad del edificio, un 25% quedaba en manos de la comuna y un 5% que iría a equipamiento urbano.

Alerta Militante dialogó con el Dr. Cesar Augusto Arias (abogado de 108 ex habitantes del Padelai) quien aclara que la decisión de la cesión del predio a la cooperativa tiene que ver con un consenso ideológico de la época. Arias se tomó el trabajo de relevar diarios y declaraciones de legisladores de la época y solo el bloque de la Unión del Centro Democrática (UCD) encabezado por el ex concejal Sersósimo.

Repasemos. El Estado construye un albergue para niños abandonados. El estado abandona el predio. El estado firma un convenio con sus ocupantes que incluye la remodelación del edificio que nunca se concreta porque la Municipalidad jamás envió fondos. En el año 2003 el estado no reconoce derechos cedidos años anteriores, e inicia el desalojo.

Los habitantes del ex “Patronato de la Infancia” fueron mudados compulsivamente. En la mayoría de los casos eran propietarios de parcelas de tierra en una zona que aumentó su cotización por el crecimiento de las actividades vinculadas al mercado turístico. Esta construcción de especial valor cultural-arquitectónico contiene un superficie de de 5870 metros cuadrados. El gobierno porteño ofertó subsidios y/o créditos que no alcanzaban para comprar una vivienda digna. Las presiones surtieron efectos en algunas de las familias censadas quienes aceptaron las condiciones del ejecutivo porteño, otros exigieron el reconocimiento del 70% de la propiedad.

En la madrugada del martes 25 de febrero de 2003 la policía federal ordenó la instalación de vallas para cercar el perímetro y prohibir el ingreso a toda persona al predio; inclusive al periodismo. Al mismo tiempo fueron llegando paulatinamente ambulancias del SAME. La suerte estaba echada. El operativo fue ordenado por el Juez en lo contencioso administrativo y tributario, Hugo Zuleta, con motivo del deterioro del edificio y el peligro de un posible derrumbe. Para tomar esa decisión, se basó en los estudios que sobre el estado del edificio presentado por la Facultad de Ingeniería de la UBA, la Superintendencia Federal de Bomberos Voluntarios y la Guardia de Auxilio de la Ciudad. El no acuerdo con los ocupantes desencadenó una feroz represión con un saldo de 79 detenidos y 14 heridos.

En la actualidad muchos de los ex propietarios engrosan los indicadores de familias que superviven en viviendas precarias o bien están en situación de calle. Pasaron casi cuatro años del brutal desalojo del “Padelai”, según informes técnicos existían peligros de derrumbes en su interior, nada de esto sucedió.

Lo cierto es que el predio continúa siendo parte de los proyectos faraónicos que se promocionan y que no se cumplen. A mediados de junio de 2008 el Gobierno de la Ciudad anunció la cesión en comodato por 30 años al gobierno español a cambio de que este recupere el conjunto del edificio. El convenio fue suscripto por con la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID) que establecería un nuevo centro Cultural de España en Buenos Aires. El objetivo es que esté listo para la celebración del Bicentenario.

Según Arias durante la gestión de Jorge Telerman se había avanzado en un proyecto por el cual las familias a través de la cooperativa se comprometieron a restituirle a la ciudad la titularidad del lote si se les aseguraba viviendas. Con el triunfo de Macri la situación volvió a fojas cero. El ministro de cultura macrista, Hernán Lombardi realiza un giro de 180° y declara que “se hicieron algunas obras para evitar que el ex Padelai se viniera abajo y también un cateo de la estructura que mostró que es recuperable” (Clarín. Sábado 21/06/08)

El gobierno de la Ciudad solo suscribió un memorando de entendimiento con la AECID, por el cual funcionará el Centro Cultural de España en el histórico edificio de San Telmo. El Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, firmó el acuerdo con el secretario General de la AECID, Juan Pablo De Laiglesia, en un acto que contó con la presencia del embajador de España, Rafael Estrella.

Anuncios, fotos, sobreactuaciones de poco valen ante la una realidad inapelable: lo cierto es que el poder ejecutivo envió un proyecto de ley (N º 313-J-2008) para expropiar el 70% de los inmuebles que conforman el llamado “PADELAI”. El bloque macrista no cuenta con los votos necesarios para expropiar el predio que por ahora pertenece como mas arriba precisamos a la Cooperativa San Telmo. Lidia Blanco (Directora de la AECID) manifestó cierta preocupación ante este cronista cuando se enteró de la trama legislativa que promete dificultades para su definitiva aprobación. De todas maneras prefirió referirse al total compromiso de preservar y tener especial cuidado para evitar la destrucción del edificio de incalculable valor histórico. Los propietarios legales del “Patro” se reúnen semanalmente frente al palacio de Tribunales con sus abogados exigiendo reparaciones económicas…y todo sigue igual.

Ex Padelai
Ex Patronato de la Infancia. Foto Alerta Militante

Ex Padelai
Ex Patronato de la Infancia. Foto Alerta Militante

*Director Alerta Militante

Compartir!

Comentarios

Comentarios