"SISTEMA DE GESTIÓN POR RESULTADOS"

Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, anunció la modificación a la Ley de Administración Pública a partir del decreto 664, decreto que permite el abono de «premios» económicos para los funcionarios que «realicen eficientemente su labor», muchos diputados y actores sociales opositores actualizaron el concepto macdonalización para describir en palabras el manejo empresarial de la «cosa pública» que el más famoso de los Macri propone desde su gestión.

Varios empresarios ocupan importantes puestos en la actual gestión del Gobierno de la Ciudad. Por mencionar algunos, José Torello (Estudio Llerena y Asoc.) Jefe de Asesores, Pablo Clusellas (Zapiola y Clusellas) Secretario Legal y Técnico, Fabián Rodríguez (Llerena y Asoc.) del Ministerio de Ambiente y Espacio Público, al igual que Juan Pablo Piccardo (Ex CEO de Isenbeck), Juan Ernesto Curutchet (Curutchet y Odriozola) Vicepresidente del Banco Ciudad, entre otros.

Transpolados los mecanismos de la esfera privada a la gubernamental, el PRO en el gobierno pretende instalar en la agenda pública diversos significados de lo público que socavan la autonomía de los poderes públicos, profundizando su sumisión a los dictámenes del Mercado.

A pesar de que en Argentina las consecuencias políticas y sociales de las medidas ortodoxas de los predicadores de la «mano invisible» mercantil fueron y son de largo plazo, en tanto todavía se siguen reparando los fuertes desgarros que han sufrido los lazos sociales, aún existen sectores políticos mayoritarios que, asociados con grandes grupos económicos concentrados, postulan los mismos principios.

Para establecer políticas de gobierno que requieren una re-configuración cotidiana en los quehaceres de los ciudadanos (sus votantes), la actual gestión de gobierno debe instalar en la agenda mediática distintos sentidos para hablar de estos proyectos. Estos modos de decir, en términos discursivos, requieren fundamentalmente de figuras retóricas como el eufemismo. O sea, decir con palabras bellas medidas no del todo favorables a la mayoría de la población. «Palabras bellas para problemas complejos», como señaló el investigador Dominique Wolton. Así, «sistema de gestión por resultados» significa en la práctica la aplicación de premios que consisten en hasta dos salarios y medio para aquellos funcionarios que cumplan con sus obligaciones. La idea es llegar hasta 11.904 pesos en el mes de octubre.

Sin analizar aquí a qué se refiere exactamente con «cumplir con sus deberes», la sola contribución de los fondos estatales para premiar a los funcionarios en actividad recuerda las prácticas laborales de la empresa Mc Donalds. Esta empresa, paradigma de la globalización económica, premia mensualmente a los «mejores empleados» e interpela felizmente a sus trabajadores, negando la conflictividad propia del lucro capitalista.

Macri

*Estudiante Comunicación (UBA). Redacción Alerta Militante.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *