LA MARCHA DE LAS FRAZADAS DE LAS ESCUELAS PÚBLICAS PORTEÑAS

Compartir!
Escuelas con frio
Ricardo Fuentes, al momento de ser consultado por periodista de C5N

Ricardo Fuentes, delegado de las Cooperadoras Escolares del Distrito 4º, repasa la vergonzante situación de los colegios públicos de la Ciudad de Buenos Aires en materia de mantenimiento edilicio, falta de estufas y de gas. “Lamentablemente tuvimos ayer que salir a la calle enfrente al Otto Krause, que en su momento fue el primer colegio industrial de todo el país, en Paseo Colón y Chile e hicimos una manifestación no solo de la comunidad de esa escuela sino representantes de otras escuelas de la zona porque viven la misma problemática. Es lamentable que los alumnos tengan que salir a la calle a manifestarse porque, apenas asumió la gestión de Macri, las cooperadoras le hemos planteado la necesidad de revisar lo que estaban haciendo. El gobierno del PRO hacia fines de noviembre del 2007 promovió una ley de emergencia edilicia con un ambicioso plan de recuperación de las escuelas y se les otorgó hasta 450 millones de pesos para resolverlo. A su vez, se les quitaron los fondos a las escuelas que resolvían el día a día en los mantenimientos mínimos (recarga de matafuegos, limpieza de tanques de agua, el pago al electricista o al gasista o al plomero, los artículos de limpieza, los gastos de secretaría y dirección). Todo eso desapareció en aras de un supuesto plan de emergencia. Les dijimos: “Vean cómo reemplazar ese dinero que no llegará a las escuelas”. No lo pensaron ni lo resolvieron y en marzo comenzaron las clases y el gobierno pintó tres escuelas en marco de este plan de emergencia edilicia”.

¿De cuánto dinero se está hablando en este conflicto?
Estamos hablando de un subsidio que recibían los edificios en concepto de mantenimiento de 15 millones de pesos al año para 711 escuelas contra 400 millones que tienen asignados de forma discrecional –licitaciones directas, por ejemplo- a través del famoso plan de emergencia. Entonces, no se está ejecutando adecuadamente, no sabemos si es por ineficacia, inoperancia o por una cuestión de ajuste en la educación. A este ritmo de baja en las obras, a fin de año seguramente habrá superávit en la recaudación pero a costa de contar con un lugar para nada confortable para que los chicos puedan estudiar. Desde lo simbólico esto es una cargada, no hay plata en las escuelas para cambiar un tubo de luz y Macri dictó un decreto aumentándoles el sueldo a sus funcionarios con bonus de dos sueldos y medio más si harían una buena gestión cuando el que mide la gestión es Horacio Rodríguez Larreta, el propio gobierno de la ciudad. Es una burla.

Algunos problemas como los edilicios son evidentemente de vieja data. ¿Podemos soñar con una solución en un período razonable de tiempo?
Los chicos, muy creativos y con humor, han hecho las marchas de las frazadas. Algunos problemas se podrían resolver rápidamente y otros son estructurales. Pero recuerdo a los lectores  que, en su momento, Macri, antes de ganar las elecciones, le pidió a Jorge Telerman que parara con las obras porque el PRO tenía un plan integral. En consecuencia de ello estamos pasando el invierno sin el suministro de gas.”

FINALMENTE LA LEGISLATURA APROBÓ LA RESTITUCIÓN DE PARTIDAS PRESUPUESTARIAS PARA COOPERADORAS PORTEÑAS

En la sesión del jueves 10 de julio, con el voto unánime de todos los diputados presentes –incluido el bloque del PRO-  la Legislatura porteña restituyó el subsidio de Mantenimiento a las escuelas de gestión pública.

Este es un tácito reconocimiento del oficialismo al fracaso de las distintas medidas que intentaron evitar que la comunidad de padres administre los fondos para los pequeños gastos diarios del mantenimiento edilicio. Esto último fue consecuencia de la Ley de Emergencia Edilicia que el macrismo impuso en Noviembre de 2007, eliminando los subsidios de Mantenimiento, y de Escuelas de Verano.

Los representantes de las Cooperadoras Escolares, desde fines del año pasado venían avisando a los funcionarios de Educación y legisladores de todos los bloques, que los colegios colapsarían, al no contar con un subsidio que aplicado correctamente sirve para la comprar de artículos de limpieza, cambio de vidrios rotos, pagos a electricistas, plomeros, cerrajeros y gasistas por pequeñas reparaciones, efectuar la limpieza de tanques de agua, y adquirir los artículos de escritorio que necesita Dirección y Secretaría.

Mientras tanto, las comunidades escolares realizaron más de cuarenta manifestaciones públicas, tales como clases abiertas, firma de petitorios, cortes de calle y marchas en toda la Ciudad, para que se conozca la situación. El contador Ricardo Fuentes, delegado de las Cooperadoras Escolares del Distrito 4, asegura que los funcionarios de la ciudad nunca atendieron el reclamo.

Los legisladores decidieron por mayoría acompañar en la Comisión de Educación un proyecto originado por Verónica Gómez (Partido Socialista) y Aníbal Ibarra (Dialogo por Buenos Aires) que solicitaba la devolución del famoso subsidio de Mantenimiento. En un principio los integrantes del PRO en la mencionada comisión elaboraron su propio despacho, solicitando el archivo del proyecto en cuestión. Probablemente la presión de las comunidades escolares logró cambiar la postura de los representantes el parlamento porteño del Jefe de Gobierno.

Inquietos los cooperadores anunciaron que solicitarán la restitución de otros subsidios,  sobre todo el de CO.DI.CO (Comisión Directiva de la Cooperadora) que consideran como un mecanismo democrático para decidir qué escuelas requieren un subsidio especial (dividido en cinco cuotas anuales, de $ 100.000 cada una) para aplicarlo a obras menores tales como remodelación de baños, cambio de cañerías, reparación de techos y sistema de calefacción o renovación de la instalación eléctrica de las escuelas, con la intervención operativa del Estado y el monitoreo de la comunidad.

Compartir!

Comentarios

Comentarios