LA CONSTRUCCIÓN DE LA NOTICIA EN SALUD

En los últimos tiempos, en lo que se identifica como posmodernidad, una de las problemáticas sociales de más resonancia es la aparición de problemas psicológicos tales como la ansiedad, la depresión y fobias de todo tipo. Los especialistas señalan que son las “enfermedades del siglo XXI”, que aunque existían desde mucho tiempo atrás, se ponen en primer plano a partir de la divulgación periodística-científica.

En una relación dialéctica que dificulta a simple vista diferenciar qué vino primero (si la realidad social reflejada por los medios o, en cambio, una realidad construida por los mismos medios), surge la necesidad de reflexionar sobre la construcción de la noticia en el área de salud.

Es muy común encontrar en la actualidad suntuosos espacios periodísticos dedicados a divulgar a la población de los últimos saberes en materia de ciencia médica, y advertir sobre los trastornos que afectan a los sujetos sociales. El género dedicado a estas temáticas puede variar y pendular entre noticias de “interés general” – en la mayor cantidad de veces acompañadas de estadísticas -, o noticias policiales que describen situaciones en que los implicados tenían problemas de drogas o fármacos.

¿El huevo o la gallina?

En un primer momento, el periódico difunde noticias de supuesta prevención, acompañadas del aval científico correspondiente, que ejerce el rol de voz autorizada. Por ejemplo, es muy habitual encontrar volantas como: Advierten que el abuso de la luz artificial desencadenaría fatiga y depresión, o bien El 30% de los pacientes cardíacos sufre depresión”.

La proliferación de este tipo de noticias acompañan un clima social de desgano y desánimo personal que tiene como resultado la consulta con un especialista. Con posterioridad, las empresas de laboratorios garantizan con este mecanismo un nicho de mercado necesario para colocar sus productos.

Vuelto el mecanismo a los medios de comunicación comerciales, la noticia ahora será Aumenta el uso indebido de psicofármacos en la Argentina”, o Al 81% de los bonaerenses le es indispensable la medicación para sentirse bien”.

Por más negatividad que se pueda advertir en el empleo de términos como psicofármacos o medicalización, hay un vínculo estrecho entre la construcción de una Verdad que tenga resonancia en la vida social y las empresas productoras de medicamentos que expanden sus ventas y la diseminan en el territorio nacional.

No desconocemos los usos positivos que para algunas personas puede generar la medicación psiquiátrica De todos modos, se torna necesario reflexionar acerca del carácter flexible de las noticias de Salud y en cuánto contribuyen a la construcción de la salud. Los especialistas que por negligencia o necesidad económica se ofrecen como colaboradores de las pautas editoriales a cambio de avalar algún tipo de descubrimiento deberían someter su accionar a la Ética de su profesión.

Será tema de un futuro artículo pensar sobre la relación entre Ciencia e Ideología y las relaciones desiguales de Poder que se dan en la comunicación entre Médico y paciente. 

* Estudiante Ciencias de la Comunicación (UBA)
Redacción Alerta Militante

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *