La civilización te clava su puñal

El editorialista de esta nota (Ver San Telmo, paredón…) de más de 40 años evidentemente no improvisó a la hora de escribir. Los empresarios tienen como cometido principal el maximizar sus ganancias. La ausencia de agencias de control estatal (si se quiere  municipales en este caso) que bien direccionen la energía “positiva” de los emprendimientos privados, se presenta como imprescindible. Es el eterno problema de las democracias latinoamericanas de baja intensidad, parafraseando al politólogo Guillermo O´ Donell. El loteado de las parcelas de San Telmo está prácticamente agotado, al mismo tiempo que sus habitantes tradicionales son expulsados a modo de disciplinamiento económico. El turismo genera dividendos para pocos y calamidades para muchos; el asunto es como se redistribuye el excedente para la comunidad entera. La historia cíclica se evidencia cuando recordamos la actitud de las familias patricias que abandonan a suerte al barrio cuando la desgracia acecha (peste “amarilla”), y regresan cuando las condiciones se estabilizan. Muchos inversionistas ricos, asentados en el norte de la ciudad (o en barrios privados) generan riquezas en estos lares y las disfrutan en sus terruños, siempre ausentes de cartoneros y nenes sucios en situación de calle. 

* Director Revista Alerta Militante

Comentarios

Comentarios