“A veces no es tan simple como se ve de afuera…”

Compartir!
 
 
¿Cuándo comenzaste con la parte dirigencial en el club?
Fue en el año 2007, cuando asumió Carlos Fernández Blanco. Fui como socio del club a la Asamblea y él propuso incorporarse a quien quisiera y ese día con Ezequiel Cittadini nos postulamos para sumarnos. En ese momento no disponía de mucho tiempo pero igualmente le dejamos los teléfonos a Carlos y a los 10 o 15 días me llamó y le contesté que realmente no disponía de mucho tiempo. Luego, con el día a día fui haciéndome de espacios en mis horarios y restando horas a mis ocupaciones y a mi familia para ir sumándoselas al club.
 
Sebastian Cisneros, Comision Directiva del CAST
Sebastián Cisneros. Comisión Directiva del CAST
 
¿Percibís cambios, ya sean para bien o para mal, desde el momento que te incorporaste como dirigente al día de hoy?
En ese momento el Complejo ya estaba funcionando, ya se veían chicos con la camiseta de San Telmo, etc. En lo estrictamente futbolístico, ya que ingresé directamente en el área de fútbol, el cambio que más noté fue que se profesionalizó la categoría. En ese momento no había muchos equipos que concentraban, hoy lo hace la mayoría; hoy en día no podes dar ventajas, hay muchos detalles que antes no se te tenían en cuenta que hoy terminan siendo determinantes, salvando las distancias y las diferencias estructurales se trabaja cada vez mas parecido a la  Primera “A”.
 
¿Cuáles son los puntos en común y las diferencias que existen en una Comisión Directiva con los dirigentes más antiguos, como Carlos Ríos, Carlos Fernández Blanco u Osvaldo Bisbal, por ejemplo, y esta nueva camada integrada por vos, Fabián Lovato, Ezequiel Cittadini, etc.?
El punto común que tenemos todos es que queremos lo mejor para San Telmo. Las diferencias pueden llegar a ser por un tema generacional, uno con treintipico se piensa que se lleva el mundo puesto, tiene fuerzas y empuje, Con Ezequiel, Pannunzio, Fabián, Raúl, Pablo o Ricardo hablamos el mismo idioma, pero creo que cada uno tiene su forma de ver las cosas y eso no significa que vaya en dirección opuesta a los que piensa Carlos Ríos o Bisbal. No tengo dudas que todos estamos por el mismo objetivo, Sin embargo, hay puntos en los cuales todos coincidimos y hay otros en los que personalmente no lo hago, pero eso es una cuestión de opinión personal, no pasa por otro lado,
 
Y esas diferencias cómo se dialogan…
Cuando alguien está convencido de algo lo expone y en mi caso lo “defiendo a muerte” pero no por intentar cambiar la opinión del otro, sino por una cuestión de convicciones, y siempre intento fundamentar lo que pienso. La mayoría de las veces se dialoga políticamente en un clima hasta de amistad y otras no tanto, en lo personal tal vez deba aprender a controlar mis impulsos, ocurre que uno toma ésta actividad con tanta pasión que a veces me termina traicionando mi instinto. En muchos temas se llega a pensar distinto y no por ello tiene que ser algo político sino que es simplemente diferentes formas de ver las cosas.
 
¿Consideras que es bueno o malo que desde hace un tiempo se presente una sola lista?
No es bueno. En un momento hubo una insinuación de que se iba a presentar una nueva lista y aunque al principio uno lo puede tomar con “bronca” a quien piensa distinto, por otro lado creo que le hace bien al club porque se entra con otras ganas. La gente nueva, ya sea de la lista de siempre o que venga por otra, entra con otras ganas y con otras convicciones. Lo que me parecía ridículo es que ésa persona que tiene ganas de hacer cosas por San Telmo lo tenga que hacer desde otra lista, acá las puertas están abiertas.
 
¿Por qué pensás que no se presenta otra lista?
No es fácil dedicarle las horas que la gente que la gente que integra la CD le dedica al club. Y otro factor es que de afuera todo se ve distinto y mismo me pasó a mi. Cuando la gente ve las cosas desde afuera pregunta “¿por qué no se hizo tal cosa o tal otra?” y no es que son todos “quedados” los que están pero una vez que estas adentro, realmente te das cuenta por qué no se hace tal cosa o tal otra. Estoy a favor de que se sume gente nueva porque llega con otras energías, otra fuerza y eso es importante, pero ojo no es tan simple como se ve de afuera.  
 
¿Qué necesita tener ese nuevo que entra para ser un buen dirigente?
Siempre digo que todos tienen que tener honestidad, como primera medida y después tener una de tres cosas: Horas para dedicarle al club, capacidad de gestión o dinero para aportar. El dirigente ideal es el que tiene las tres cosas.
 
 
Sacando el dinero, ¿el resto se puede aprender o tiene que ser innato?
Las dos cosas. Se puede aprender porque uno se va formando como dirigente, con el día a día, escuchando e interpretando como funciona todo, pero hay algo innato que debes tener y no se aprende.
 
Con respecto al fútbol, ¿que privilegian a la hora de contratar un jugador, un técnico, al traer nuevamente a un ex jugador del club como Demaldé o Viotti, o mismo al prescindir de un DT, como Gonzalo González?
La mayoría de las veces, por no decir todas, es por consenso. Tenemos que estar de acuerdo tres o cuatro personas como para que venga un jugador. Personalmente me fijo que alguna vez haya logrado algo. Un 9 que tiene 28 años y nunca supero los 3 o 4 goles en una temporada, porque que va a tener una buena temporada en San Telmo. En cambio hay jugadores con un pasado interesante o buenas condiciones y que en la última temporada están devaluados porque no tuvieron un buen torneo o algún otro factor influyó en su rendimiento y ahí si somos de apostar. En esas condiciones hemos tenido aciertos como Demalde, Ramos, Seevald, Ferreira (que ya lo conocíamos pero vino de ser suplente toda una temporada en Brown) Lamas, Gauto etc.. Después tiene que haber una cuota de suerte porque el mismo jugador puede subir o bajar el nivel de un campeonato a otro, muchas veces el delantero que hizo 20 goles la temporada anterior a la siguiente cambia de club y hace 5 o viceversa. No es fácil y son muchísimos los factores que terminan influyendo en el rendimiento de un jugador. Siempre hago el seguimiento a muchos jugadores del ascenso que considero que tienen condiciones o escucho buenas referencias. Por ejemplo hace dos años y pico cuando descendió Cambaceres lo llamé a Roberto Russo para traerlo a San Telmo. Se terminó yendo a Morón, después Chicago y hoy juega en primera A en Godoy Cruz.
Hace un año con Patricio Wall llamamos a Fernando Telechea, un delantero que jugaba en Alvarado (MDP) y su equipo no lo dejó venir, hoy juega en la primera de Tigre.
 
¿Cómo vez al equipo para la segunda rueda?
Estoy preocupado principalmente con el tema de las lesiones. En el partido con Brown de Adrogué, en los primeros 20 minutos ya teníamos dos jugadores menos por lesiones (Mendoza y el “Polaco” Demaldé) y todos sabemos que es un equipo corto. La plata que teníamos la destinamos al 11 titular, que es muy bueno, con  cuatro o cinco jugadores que están a la altura para ingresar y con el resto del plantel que son juveniles.
 
¿En qué estado se encuentran las tratativas con el señor Pérez (titular del Coprosede) con respecto a la inhabilitación de la cancha en la Isla Maciel?
A la inspección que se había comprometido, nunca concurrió. En su momento fueron varias personas de la Isla que trabajan para la Municipalidad para dejar todo en condiciones para poder recibir una inspección, la cual jamás llegó. Personalmente lo tomo como un fracaso de la Comisión Directiva. Esta claro que Pérez pone palos en la rueda, que no quiere, etc. pero nosotros como directivos no le podemos decir al socio que quiere jugar en la Isla que el titular del Coprosede no quiere, aunque se lo decimos, pero somos concientes que con eso no alcanza. Sin dudas, hay que seguir intentando. En lo deportivo estamos perdiendo mucho porque se puede ver que muchos equipos de visitante no ganan pero de locales se hacen fuertes y nosotros somos visitantes las 42 fechas.
 
¿Y que hicieron ante la no presencia para la inspección?
Se presentaron unas cuantas notas, se volvió a enviar un fax pero no tuvimos mayores respuestas desde el Coprosede sobre el tema. Pero como digo siempre Perez está tranquilo con el tema así…los que tenemos que preocuparnos y buscarle la vuelta somos nosotros.
 
En lo institucional, el club creció mucho en los últimos años, se ven muchas camisetas en el barrio, se sumaron varios deportes entre otras cosas, ¿a qué se debe ese crecimiento institucional?
Se creció mucho al tener el lugar indicado para poder practicar distintas actividades y los muchachos que fueron mentores en llevar adelante todos los deportes que hoy se practican en el club, los hermanos Nieva (Raúl y Ricardo), le dieron un empuje importante y por eso soy un agradecido a ellos. Es verdad que todos somos de San Telmo y nos interesa cómo sale el sábado el fútbol pero el tema de las actividades deportivas terminan siendo las bases de un club sólido. Cuando el club tiene gente que se acerca, gente que aporta, familias enteras que practican distintos deportes  se logra una estructura diferente. Esas son cosas gratificantes como dirigente del club, ya que trabajar en el fútbol profesional es lindo pero muy ingrato.
 
¿Sentiste en algún momento que fallaste como dirigente?
Muchas veces se siente. Haces las cosas como dice el manual y cuando la pelota pega en el palo y sale parece que se hizo todo al revés. A veces traes un jugador con todas las expectativas y termina fracasando, ése fracaso aunque hayamos estado de acuerdo varias personas al momento de traerlo, lo siento propio. Esto lo hago con mucha responsabilidad y siempre quiero ganar, quiero hacer lo mejor y quiero autosuperarme todo el tiempo, y cuando San Telmo pierde también lo siento como un fracaso, muchisimo mas que cuando iba a la cancha como hincha. Lamentablemente es así, en el torneo juegan 21 equipos y campeón sale uno solo, otro pelea el reducido para jugar la promocion por el ascenso y el resto “a llorar a la Iglesia”.
 
¿A qué apunta el fútbol de San Telmo? Porque a comienzos de este torneo, el equipo empezó sin la cabeza en la zona de abajo y hoy, de a poquito, se empieza a mirar de reojo de nuevo.
Otra vez se empieza a mirar el promedio y es algo, que desde que estoy en la Comisión se heredó, y nunca pudimos sacarlo definitivamente. Parece como que el “fantasma” siempre vuelve ya sea el de la promoción o el del descenso. No voy al club con la expectativa de que san Telmo no juegue la promoción o se salve del descenso tengo la ilusión de terminar lo más arriba posible e insisto con eso. No siempre preponderante  el tema del presupuesto, se puede lograr cosas importantes sin él y estoy convencido que se puede y si no lo estuviera, me quedo en mi casa.
 
*Redacción de Alerta Militante

Compartir!

Comentarios

Comentarios