Espacio Literario

Compartir!

Carlos recibió a Alerta Militante en su casa, donde cada rincón representa un hecho importante en su vida como amante de la poesía, la pintura y también la música.

AM: ¿hace cuanto es vecino del barrio?

CAD: Bueno yo me trasladé al barrio porque para mí, sobre todo San Telmo, son barrios con un magnetismo,  una magia.  Yo vivía en Palermo, hoy es Palermo Hollywood, siempre yo había querido tener un departamento pero no se daba por la “guitarra”-guita-, pero por suerte pude llegar y hace 26 años que lo compré y soy vecino de este lugar. Acá podía estar cerca de la feria, de un montón de cosas que a mí me gustaban. En principio yo quería comprar en La Boca, pero algunos amigos me quitaron ese entusiasmo y terminé acá.

Dávila comenzó a escribir con menos de 10 años. En sus épocas del colegio secundario contó con profesores muy buenos como Roberto Giusti y Calixto Oyuela.

AM: ¿Qué es lo que más disfruta de estos barrios?

CAD: muchas cosas, la bohemia, gente, la familiaridad que existe por lo menos con las personas que yo trato y veo.  San Telmo está cerca de los boliches para tomar algo, sus lugares para comer, además de su acercamiento con la literatura y la música. Pero antes era un barrio de casas bajas, ha cambiado. A veces tiran edificios que tienen un valor muy grande para la ciudad. Se pierde un poco la intimidad con estas nuevas construcciones.

La literatura y la poesía fue siempre una actividad secundaria para mí, imagínate, ¡Mario Benedetti pudo vivir de su obra los últimos cinco años!

 

“Pérgolas de Haikus”

Es el título del  próximo libro de Carlos A. Dávila que incluirá unos 300 haikus (poesía tradicional japonesa de 5; 7 y 5  sílabas).  

“Yo siempre digo que soy Pepe Batata, un desconocido, entonces siempre intento de incluir en mis obras personajes mas reconocidos, en el caso de este nuevo material, tendrá ilustraciones de un conocido pintor”.

 

Dávila con la mención “La orden del Buzón”, del Museo de Mano Blanca del barrio de Pompeya.

Dávila afirma que generalmente ha trabajado sobre títulos chicos. Tiene cuatro “Ecos del Tiempo” de prosas y poemas, “En voz alta” con aforismos,  Me esperan muchachos” con prólogo de Héctor Negro y “Con el sol a cuestas”.  Estos libros han contado además con diversas participaciones como pintores y artistas de otras disciplinas como la música para las presentaciones en vivo.

También ha participado de por lo menos veinte antologías donde podemos encontrar su obra. Entre ellas: “Sonetos” (1978), “Tributo de Velar” (1979), “Quiénes son los escritores argentinos (1980), “Río Eria” (1981), “El alba de la poesía” (1985), “Sakura. El árbol de los 1000 haiku” (2009).

 

Poema  con sentido

¡Yes Sir!

El negro calla y aquieta

Sus penas en la canción

Y busca una morisqueta

Que alegre su corazón.

 

Trabaja por poca paga

El patrón tiene razón

Y aunque por  siempre lo caga

Es negra su condición.

 

Parece mentira ayer

Le grito: ¡Ponga atención!

El negro dijo: ¡Yes Sir!

Y aún le pidió perdón.

 

¡Vamos tengo que comer,

Apúrese Don Ramón!

El pobre dijo ¡Yes Sir!

Por no pasar por chambón.

 

Suena la voz del rufián

El negro vuelve a correr

Por un pedazo de pan

Y a decirle: ¡Yes Sir!

 

Claro ellos no tiene voz

Pero fruto del amor,

Son hijos del mismo Dios

Que no ha cambiado la vida

Por la pobreza y color.

                                           Carlos Alberto Dávila

 

Compartir!

Comentarios

Comentarios