Con las Lonjas bien templadas

El candombe tuvo un exponencial crecimiento en estos últimos años. ¿Como fueron los comienzos de este fenómeno que llegó para quedarse?

 

Cuando comencé en el barrio de San Telmo no había tambores, hoy los hay en todo Buenos Aires y la República Argentina. El proyecto comenzó en el barrio de la Boca en un local de la avenida Pedro de Mendoza, nos reuníamos muchos amigos de la colectividad uruguaya.  Seguimos…y empezamos a ensayar en el Parque Lézama. Somos un grupo errante.

 

¿Cómo fue recibida por los porteños esta nueva etapa del movimiento Candombero? Cuando comencé (fin del década de los 90) me llevaban preso todos los fines de semana. Hasta el día de hoy a veces nos tiran cosas de las ventanas. Buscan que reaccionemos. La reacción…es nuestra es la música.

 

¿Teníamos información que con las murgas pasa algo similar. Se avanzó en la relación con los vecinos?

Me tomé la molestia de ver quienes eran los vecinos que nos estaban de acuerdo. Me interesaba saber que es lo que pensaban. Me fui con mis libros, mi historia…hoy cuando no salimos los domingos…nos preguntan porque no salen los tambores.

 

Ensayan en el Parque Lezama y en el CCFL pero después de tantos años no consiguieron un espacio físico propio. Como si logró el Movimiento Afrocultural (ver…)   

Estoy contento que se lo hayan dado al Movimiento Afrocultural el Centro Cultural Plaza Defensa. Hace doce años que doy clases en el Lacamera. Es uno de los espacios que uno agradece. A uno se les de las cosa porque creen en uno y no porque uno quiera imponer. Todo lo que nosotros hacemos es producto del trabajo. Les enseñé a las chicas a coser a máquina, hasta confeccionamos la ropa nosotros mismos. 

 

Ambas organizaciones tienen origen en la cultura afro sin embargo desde hace años no participan en las mismas actividades.

Es otra rama del Candombe. Si bien todos venimos del mismo lugar lo vivimos de forma diferente. ¡Yo tengo que llevar el Candombe al mundo..no le cerramos la puerta a nadie! Nos paramos desde lo que nuestros antepasados construyeron y dejaron como una herramienta y no como un arma. Todo el tiempo presentándose como los mas agredidos cuando las posibilidades las tenemos todos por igual. He estado en miles de lugares y jamás en mi vida me sentí discriminado. Primero hay que construir…. 

 

Las diferencias parecen en principio irreconciliables y se cristaliza en la imposibilidad de participar juntos en la «llamada» oficial

La gente que hoy hace la contrallamada no está porque pidieron dinero. Yo no vivo del candombe..vivo para el candombe. Cuando nos vamos acostumbrar a trabajar…a ganarse las cosas!!!!

 

  

 

 

¿Que es lo distintivo del Candombe?

Uno cuando se adentra en esto con el tiempo cambia su forma de ser, de ver la vida. Tocar el tambor es solo el producto final. Es un proceso de años..tenemos que cambiar muchas cosa en nosotros.

 

  

«En nuestro ser  no hay odio»

Artigas Martirena (AM) «viene de un pago muy viejo». Ni más ni menos que el conventillo «Medio Mundo» en el mítico Barrio Sur de Montevideo.

Durante los oscuros años de la Dictadura Uruguaya el enclave integrado por «noventa familias en movimiento» era un verdadero bastión del Frente Amplio. «Vinieron a buscar  mi viejo pero salimos todos y en la confusión logramos reternerlo» afirma AM con tono de alivio. Integra una de las familias más antiguas del Candombe en Uruguay, y en su caso de la más numerosa con 17 hermanos. Ángel Acosta, amigo del conventillo lo convocó para ser parte de una comparsa creada en homenaje a hermano José Delfín Acosta Martínez. Tenía 32 años, cuando el 5 de Abril de 1996, salió en defensa de dos jóvenes afrobrasileros que estaban siendo detenidos por la policía. Fue llevado a la comisaría 5· (Lavalle 1948) y se presume fue asesinado a golpes por la policía.

 

 

Claudio respira San Telmo. Vive con su familia en la calle Bolívar entre Brasil y Garay. Votó al Frente Amplio en las últimas elecciones. Simpatizante de Peñarol en Uruguay y fan de Racing en Argentina (dice que por Rubén Paz) Llegó a ser parte de la tercera división de Peñarol, y jugó en la primera del Club Atlético Cerro y de Central Español. Hace cinco años «Las Lonjas» junto con el «Centro Cultural Fortunato Lacamera» (CCFL) organiza las llamadas en el barrio. Quienes quiera interiorizarse y porque no participar de estos verdaderos exponentes de la cultura Candombera pueden acercarse al Parque Lezama todos los sábados de 17 a 20, los lunes la sede del CCFL en Avenida san Juan 353 de 19 a 21 y los viernes de 18 a 21.

Comentarios

Comentarios